Con el lanzamiento de God of War, NVIDIA ha liberado los controladores para optimizar el título en su llegada a ordenadores. A partir de hoy, los usuarios de tarjetas GeForce RTX que adquieran el título podrán beneficiarse de las tecnologías NVIDIA DLSS y Reflex.

Cuando se activa DLSS en God of War, el rendimiento del título mejora hasta un 45% a resolución 4K, permitiendo a los jugadores utilizar configuraciones gráficas más exigentes y disfrutar de tasas de cuadros por segundo más altas.

NVIDIA DLSS mejora el rendimiento de God of War hasta un 45%

En el caso de Reflex, que ayuda a reducir el tiempo de respuesta desde que el jugador pulsa una tecla hasta que la acción se refleja en el título, God of War reduce la latencia hasta un 22%. Los usuarios de tarjetas gráficas GeForce 900 y superiores podrán beneficiarse de esta tecnología.

Con los nuevos controladores, también llegan otras novedades:

  • DLDSR: la nueva tecnología que usa la inteligencia artificial, mejora los gráficos de juegos poco exigentes renderizando las imágenes a resoluciones superiores para luego reducirlas al tamaño de la pantalla, suavizando los gráficos y ofreciendo imágenes de mayor calidad.
  • Nuevos filtros FreeStyle: los nuevos filtros avanzados serán accesibles pulsando Alt+F3 mientras se juega cuando el overlay de GeForce Experience está activado. Se han incluido 3 nuevas opciones:
    • SSRTGI (Screen Space Ray Traced Global Illumination), también conocido como “Ray Tracing ReShade Filter”, mejora la iluminación y las sombras para crear una sensación de mayor profundidad y realismo.
    • SSAO (Screen Space Ambient Occlusion), que enfatiza las sombras junto a las intersecciones de objetos 3D, especialmente en interiores y entornos con iluminaciones tenues.
    • Dynamic DOF (Depth of Field), que aplica un desenfoque de estilo bokeh basado en la proximidad de los objetos de una escena otorgando un estilo más cinematográfico al juego.