¡Muy buenas, Fanáticos! Bienvenidos a una nueva review. En esta ocasión vamos a repasar a fondo uno de los dispositivos más aclamados de Microsoft: Surface Go. Este pequeño convertible es una apuesta muy interesante para todos aquellos que buscan un dispositivo portátil para tareas de ofimática.

Surface Go Review

Antes de todo queremos agradecer a Microsoft la confianza por cedernos el dispositivo para la review. Empezamos.

Surface Go

Unboxing Surface Go

Para esta review hemos recibido un total de tres paquetes, la Surface Go, el teclado y el ratón propietarios de Microsoft. 

El teclado viene en una caja de cartón rígido y cubierta de plástico a través de la cual podemos ver el mismo. Dentro se incluye el teclado y los papeles pertinentes de guía de uso y garantía, nada del otro mundo.

Surface Go TypeCover

Este teclado presenta una distribución con “Ñ” y toda la botonera necesaria para controlar el dispositivo, con una tecla “Enter” amplia y un touchpad, que, aunque podría ser más grande, cumple de sobra con sus funciones y lo vamos a echar poco de menos gracias a la pantalla táctil. La tecla “FN” es activable, permitiéndonos elegir de manera permanente el modo que queremos que mantenga el teclado respecto a las teclas especiales. 

Surface Go Teclado

El caso del ratón es similar, nada más abrir la caja nos encontramos con el ratón listo para usar. Levantando un compartimento tras retirar el ratón tenemos acceso a la documentación del periférico. 

Surface Mouse

Un ratón que lleva estampado el logo de Windows y en la parte inferior, junto al sensor óptico, un botón que hace las veces de encendido/apagado como de botón de sincronización. Basta con mantenerlo pulsado y emparejarlo mediante Bluetooth a cualquier dispositivo compatible. 

Surface Mouse back

Por último, la caja de la Surface Go. Una caja que ya hemos visto en este tipo de dispositivo. Nada más levantar la tapa se nos presenta la Surface Go de frente, y bajo ella dos compartimentos, el primero, un sobre que incluye la documentación y la garantía, mientras que el otro contiene el cargador magnético, con el cabezal aparte.

La Surface per se es un dispositivo elegante, algo grueso para nuestro gusto, que cuenta en su frontal con una cámara y un micrófono para las videollamadas o Windows Hello, además de un único altavoz frontal.

Surface Go

En la parte inferior encontramos el conector magnético de ocho pines para el teclado de Microsoft.

Surface Go conector teclado

El lateral derecho incluye la conectividad del dispositivo, la ranura para cargar el dispositivo, un único conector USB Type C y un jack de 3.5 mm.

Surface Go Media

En ambos laterales tenemos una pequeña depresión para desplegar el soporte de la Surface Go.

Surface Go Lateral

En la parte superior, los controles de bloqueo y volumen.

Surface Go Volumen

Si echamos un ojo a la parte trasera encontramos otro par cámara-micrófono y el soporte para el dispositivo, que se pliega hasta ser completamente plano respecto a la superficie de esta Surface. Bajo este soporte encontramos una ranura para tarjetas microSDXD bastante escondidito.

Surface Go Back

Surface Go Soporte

Características técnicas

Nuestro dispositivo es el modelo que cuenta con el Intel Pentium Gold 4415Y @ 1.60GHz, 8GB de RAM y 128GB (SSD) de memoria, de la cuál tenemos disponibles aproximadamente 85GB. Es ampliable mediante tarjeta microSD pero la memoria va soldada y no podremos cambiarla por un modelo de mayor capacidad. También hay un modelo inferior con 4GB de RAM y 64GB (eMMC) de almacenamiento. Ambos modelos montan la gráfica integrada del mencionado procesador, una Intel HD Graphics 615.0 

La pantalla multitáctil PixelSense de 10” tiene una resolución 1800×1200 y una cobertura Corning Gorilla Glass 3. En total las dimensiones de esta Surface quedan en 245mm de ancho, 175mm de alto y 8.30mm de grosor. Esto nos deja un peso final de 522 g (sin teclado). La pantalla se antoja algo pequeña para un dispositivo con Windows, y por defecto algunas cosas se ven realmente pequeñas. Jugando con los reescalados conseguimos una pantalla cómoda al uso pero que pierde algo de visibilidad por ejemplo en páginas web, en las que algunas partes quedan recortadas.

Entre los sensores de este dispositivo encontramos un sensor de luz ambiental, un acelerómetro, un giroscopio y un magnetómetro. Incluye WiFi AC compatible con redes 5G y conectividad Bluetooth 4.1. Además, desde Microsoft nos prometen una autonomía de hasta 9h reproduciendo video. En nuestro caso, y con un uso ofimático hemos podido llegar al final del segundo día sin cargar sin ningún problemas.

Podéis consultar las especificaciones completas en este enlace.

Surface Go y Xbox One S

Software

La Surface Go lleva preinstalado Windows 10 Home, junto con todo el bloatware que suele acompañar a la instalación de este sistema operativo. Podemos instalar tanto aplicaciones de la Microsoft Store como externas de la forma habitual. 

El sistema se mueve de manera totalmente fluida, aunque si hemos notado algún que otro tirón al abrir varios programas a la vez o en la primera carga de alguno de ellos. 

Si bien los aproximadamente 85GB disponibles se antojan escasos, para los que estamos acostumbrados a trabajar con la nube nos hemos podido apañar. No es un equipo en el que vayamos a cargar demasiadas aplicaciones, además de llevar preinstalado la suite Office 365 (aunque requiere licencia) y todas aquellas aplicaciones indeseadas que hemos mencionado y que una vez desinstaladas nos aportan algo más de espacio. Evidentemente creemos que es preferible por lo menos un mínimo de 256GB para funcionar sin preocupaciones, sobre todo por el precio del dispositivo y teniendo en cuenta que por unos 50€ encontramos SSDs de estas capacidades. 

 Al final, teniendo en cuenta el uso al que está destinado, apenas hemos instalado aplicaciones o programas. Toda nuestra labor se ha ido haciendo a través de las distintas suites ofimáticas en la nube.

Experiencia de uso

Desde el día que recibimos el dispositivo lo he usado como mi dispositivo de apoyo tanto para tareas de ofimática como de organización, además de para alguna tarea del trabajo. Gracias a su bajo peso y portabilidad no ha sido difícil incluirlo en el maletín que utilizo a diario, pudiendo llevarlo a cualquier parte.

Surface Go Backlight

Es un dispositivo realmente cómodo, con un teclado muy agradable al tacto y completo. El teclado incorpora iluminación nocturna (controlada por un botón), un detalle que se agradece cuando lo utilizamos en transporte público, por ejemplo. El teclado en si es estupendo. Las sensaciones al utilizarlo no pueden ser mejores. Tras pasar el trámite de acostumbrarnos al tamaño del mismo, hemos gozado utilizándolo para escribir esta misma review. Tiene el recorrido justo y agiliza bastante la tarea de escritura, con una respuesta inmediata y un feedback muy agradable que no esperábamos en un dispositivo tan fino.

Pero no todo son bondades en esta funda-teclado. En alguna ocasión nos hemos encontrado con que al escribir pulsábamos en el touchpad, llegando incluso a cerrar algún programa en uso en el momento. A medida que nos hemos acostumbrado al uso y tamaño estos problemas han ido desapareciendo, pero los primeros días fueron bastante frustrantes por este aspecto. Con esto queremos dar más un aviso que una contra, quienes lo compréis (que lo haréis si tenéis una Surface Go), tened en cuenta que esto puede ocurrir, por lo que no os asustéis, es cuestión de tiempo acostumbrarse.

Surface Go Dark

He de decir que apenas hemos utilizado el ratón en este periodo. La pantalla táctil cumple con creces la mayoría de las funciones del ratón y es bastante más inmediato y cómodo de utilizar. El ratón nunca ha llegado a parecerme cómodo, tal vez por la forma de mi mano. Además, estando acostumbrado a mi ratón de uso diario, no he sido capaz de darle un uso acomodado al de Microsoft.

Y es que la pantalla táctil es una inclusión más útil de lo que esperabamos. Sinceramente, no creía que fuera a usarla mucho, pero me ha resultado tan cómoda que incluso a la hora de escribir la he utilizado. Para organizar trabajo o al realizar presentaciones ha sido una compañera inseparable. Dejando el teclado por la parte de atrás (se desactiva automáticamente), o usando la peana incluida, que se despliega casi hasta dejar el dispositivo tumbado, dejamos la Surface Go en modo tablet, un modo que resulta muy atractivo a la hora de realizar las mencionadas presentaciones. Además, junto a la interfaz táctil, es muy sencillo recorrer documentos de texto o diapositivas.

Surface Go. Un gran dispositivo pero no para todos los bolsillos

Fanáticos del Hardware otorga la medalla de BRONCE para la Microsoft Surface Go

Galardón Bronce

Hemos decidido dar a la Surface Go el galardón de Bronce, que gracias a su gran portabilidad y potencia más que suficiente para un uso ofimático este dispositivo cumple con creces lo prometido. Sin embargo, hay varios puntos que lastran bastante el conjunto: La poca capacidad de almacenamiento, el inmenso incremento de precio al mejorar este aspecto y el alto coste de los periféricos, algunos tan importantes como el teclado, disparan los precios hasta el punto de hacernos plantear si es la mejor alternativa en su rango de precio. Personalmente es un aspecto que me frustra muchísimo, ya que ha sido uno de los mejores dispositivos de ofimática que han pasado por mis manos, pero no puedo recomendarlo para todos los usuarios con un precio tan exagerado.

La Surface Go se puede encontrar por 449€ para el modelo de 4GB de RAM y 64GB de almacenamiento o 599€ para el modelo de 8GB y 128GB de SSD. Recordamos que los periféricos como el ratón o la funda-teclado se venden aparte. En Amazon actualmente están ambos modelos de oferta incluyendo teclado (Surface Go 8GB y Surface Go 4GB).

Esperamos que os haya gustado, suscribíos a nuestro canal de YouTube, y seguidnos en nuestras RRSS como Twitter, Facebook e Instagram para estar al tanto de todas las novedades relacionadas con el mundo del Hardware y la tecnología.