Red Barrels nos sorprendió a todos con el primer Outlast hace ya cuatro años, siendo uno de los títulos de terror imprescindibles, para diferentes sistemas. Hoy día su secuela no se ha hecho esperar, y nos han entregado una demostración jugable, que nos invita a explorar su obscuro paraje y la acción que atesora.  Las primeras sensaciones que nos transmiten de lo jugado, son suficientemente positivas, para confiar en el producto que nos viene a lo largo del presente año.

La demostración nos indica que sigue los mismos pasos de la primera entrega, pero esta vez con una lógica evolución; superior en lo gráfico y tecnológico, mayor cantidad de enemigos y escenarios más abiertos, y una dificultad solo para los más valientes. Los primeros minutos de esta secuela sirven de introducción para conocer de primera mano, las mecánicas jugables y como el entorno ahora es diferente en comparación a su antecesor. Los escenarios ahora ganan en amplitud, este significativo escenario gana en exploración, si bien el título que tenemos entre manos, continua siendo un pasillo estrecho y claustrofóbico.

Los enemigos siguen siendo personas que en algún momento del camino han perdido la cordura, para ahora atacar aquel que se cruce en su camino. Sin embargo, ya no estamos en el manicomio que tanto sustos no ha dado, ahora el escenario ha cambiado a una pequeña localidad, que de algún modo, este conecta con los sucesos del anterior título. Por supuesto, se esperan mejoras en la I.A (Inteligencia Artificial) para que no tengamos ninguna facilidad de superar los distintos obstáculos y peligros que nos acecharán.

En este punto hablaremos de la formidable ambientación con un atmósfera que nos corta el aliento, a medida que progresamos en la aventura. Debemos recordar que esta saga, no se apoya en los añorados puzzles, la experiencia jugable esta compuesta por un gran diseño de niveles, reforzando el sigilo como principal baza para crear angustia y acongojar al jugador. Ya que nuestra principal ‘arma’ será una cámara de vídeo que nos permite alumbrar en visión nocturna y lo que este delante nuestra, por lo que debemos tener el ingenio de intuir que sucederá a continuación.

Por supuesto, la demostración no se olvida de los populares screamer para sobresaltarnos en un momento determinado, solo hay que observar cuando llegamos al final y el encontronazo contra el ‘ente’. Esta garantizado que el título que nos ocupa será para mayores de dieciocho años, ya que las sangres y vísceras continúan siendo un atractivo audiovisual como el escuchar los lamentos de pobres almas en pena, que han vagado al lugar para encontrar la muerte. No esperen un camino de rosas, donde encarar a los enemigos sea fácil de esquivar, todo esta ideado para crear tensión y como no para que nuestro protagonista huya a galope tendido.

Ya que nuestro héroe no cuenta con armas. sin embargo si tiene la habilidad de poder correr, tan veloz como un galgo. Además de que podemos seguir girando la cámara unos 90 grados, para visualizar el peligro que nos acosa detrás nuestro, como ya sucedía en el primer título. Por supuesto, podremos escondernos de nuestros captores, por si tratan de buscarnos, pero ¡ojo! estar escondido siempre, no te será útil permanentemente, ya que debes estar buscando una salida continuamente, por lo tanto la sensación de estar a salvo, será momentáneo por lo que debes tener siempre cuidado.

El componente sobrenatural de la anterior entrega, sigue presente en esta secuela, que una vez más nos invita a indagar y resolver el misterio que tenemos entre manos. Sin duda, es uno de los títulos independientes más esperados, razones le sobran para enamorarnos de nuevo, este survival horror por el momento no tiene fecha de salida, aunque suponemos que lo tendremos muy pronto para los distintos sistemas: PlayStation 4, XOne y PC.

Red Barrels tiene la oportunidad de consagrarse como una desarrolladora a tener en cuenta, y por supuesto de nuevo ser un referente en el terror. Outlast II es un título que se puede consagrar imprescindible, no solo para aquellos que les gusta las aventuras, si no para los fanáticos del terror. Esperamos de muy buena gana, que cumpla nuestras expectativas y nos haga sudar la gota gorda, sin duda uno de los títulos que esperamos coleccionar en nuestra propia juegoteca.