Sin duda los videojuegos es uno de los medios de entretenimiento que genera una cantidad abrupta de ingresos. Sin embargo, como medio de comunicación continuamos estando en una posición secundaria, ya que el modo que funciona la industria actual de los videojuegos, deja mucho que desear en muchos aspectos. Hoy día ser un jugador implica a que estés atado a una serie de servicios o políticas, para que puedas disfrutar de los innumerables contenidos que nos llegan, independiente de la empresa.

Con los años, las llamadas consolas se han ido mutando a contenidos multimedia, una forma de interiorizar de que el software no es el único método de pago, sino que se complementa con otros servicios. Esto ayudado a que las principales responsables del medio, generen ingresos multimillonario y aumenten cada año de manera considerable. Los videojuegos ya no son solo para los jugadores, ahora cualquier puede acceder a cualquier tipo de contenido, independiente de que este tenga alguna relación con el medio estrella. Esto ha permitido, que el propio software tenga un estrecho lazo, con otros medios de comunicación o artes distinguidas como el celuloide.

Esto propicia que el medio de comunicación por excelencia, obtenga unas singularidades que se alejan al objetivo principal de forma parcial, para poder disfrutar de lo que verdad nos gusta: los videojuegos. Otros medios de comunicación que ha crecido con los años ha sido Youtube, una plataforma que ha servido para alimentar las políticas de las cuales a continuación comentaremos:

Los Youtuber ya no son personas honestas que comparten experiencias amigablemente, se han transformado en una especie de spot publicitarios independientes. Si al principio hemos hablado de que algunas plataformas, se han transformado en contenido multimedia, sin ofrecer un solo medio de entretenimiento, pues ahora ahondaremos en lo que afectan estas políticas.

Los Youtuber sirven de medio para que otros compren, y como sucede con las plataformas, estas son un banco de ingreso continuo. Los jugadores han pasado a ser consumidores en potencia, por lo que aquello que les aproxime a sus títulos favoritos, pagarán en grandes cantidades por su título favorito.

Las políticas que imponen en el medio, es gracias a los consumidores y si estos ayudan a que engradezcan obviamente, nada va a cambiar. Como player no estamos respetando nuestro medio favorito, ya que este aunque sigue evolucionando, en realidad lo que esta logrando que nuestros gastos aumenten de manera considerable. Es cierto que los videojuegos están compuesto por un equipo de trabajadores, y estos como es justo debe ser enumerado por su enorme labor que eso conlleva, Sin embargo, tampoco deberíamos permitir dejar endulzarnos por todo lo que nos ofrecen, y abordar con cierto criterio en que jungla nos hemos metido.

Es aquí donde entran los Youtuber uno de los principales medios de comunicación que en la actualidad, se ha visto contaminado, por este tipo de restricciones. Ya no son un medio honesto, del mismo modo que las principales editoras de videojuegos tampoco lo son. No combatimos contra las malas practicas que sigue alimentando la industria, ahora solo debemos esperar a que nos pongan el contenido, para nosotros con mucho gastar. Y como sucede como con el contenido multimedia, ya no estamos ligados a un medio único, del cual disfrutamos.

Simplemente hemos desvirtuado nuestros gustos, y nuestro amor al medio no ha terminado de esclarecerse, por lo que ahora pagaremos por cualquier contenido, independiente de que este nos beneficio, como jugadores que somos. Solo cabe preguntarnos: ¿Qué fue de aquellos tiempos donde disfrutábamos sin pensar en cuanto gastamos?