Hoy en Fanáticos del Terror, digo del Hardware, os traemos un nuevo análisis de terror. Oxide Room 104 surge desde el estudio español Wild Sphere con las ansias de generarnos una aterradora aventura. Como comenté en mi artículo anterior, nos encontramos ante una época del resurgimiento del horror en el mundo de los videojuegos. Algo muy positivo, puesto que los videojuegos consiguen llevar el terror a un siguiente nivel al permitirnos vivirlo en primera persona y no como meros espectadores.

También se han hecho populares los Escape Room, tanto como modo de entretenimiento como en el mundo audiovisual. El título que hoy analizamos combina ambas sensaciones en una única e inigualable experiencia hasta la fecha. Este tipo de experiencias todavía no se han extendido en el mundo de los videojuegos. Oxide Room 104 consigue implementarlo de una manera no vista hasta la fecha, lleno de ingredientes de terror.

Todo comienza en la habitación 104

Despertamos desnudos en una bañera con una amnesia que nos invade cada uno de nuestros sentidos. El vago recuerdo de ser golpeados al entrar al motel en el cual se desarrolla esta historia nos hace dudar de nosotros mismos. Matt, nuestro protagonista, hizo caso omiso a todas las advertencias que nos decían que abandonásemos el oscuro hospedaje. Tras levantarnos de esa bañera y buscar nuestra ropa con un breve puzle que anuncia ya las intenciones de Oxide Room 104 nos damos cuenta de que estamos encerrados en un cuarto un tanto mugriento y con sensación de abandono y soledad.

Desde ese momento tendremos que resolver los acertijos no solo para abandonar la habitación 104, sino el misterioso motel. La premisa es sencilla, pero nos pone en una perfecta situación para generar un Escape Room de terror. También nos iremos encontrando diversos documentos a lo largo de los distintos cuartos que completarán la historia. El hecho de no poder visitar todos en una misma partida le da una buena fórmula de re-jugabilidad y curiosidad por conocer los engranajes de esta historia.

Mecánicas de Escape Room combinadas en un survival horror

En primer lugar, cabe destacar el principal planteamiento que hace el título, el Escape Room. Nuestra primera tarea en el juego es abandonar la habitación 104 en una especie de tutorial o calentamiento previo a nuestra terrorífica aventura. La fuerza bruta no tiene cabida, debemos estrujarnos nuestro cerebro e investigar cada centímetro de ese y otros cuartos. Cada cuarto tiene un enigma distinto e incluso puede haber más de una manera de resolverlo. Estos no suelen ser especialmente complicados, nuestro premio suele ser la llave que nos permite abrir otro cuarto que poco a poco nos va acercando a la salida del lóbrego motel.

Oxide Room 104

Pero eso no es todo, nos encontramos ante un survival horror donde debemos administrar las escasas balas que encontramos, las vendas para sanarnos y antídotos para eliminar el veneno. Nuestro inventario es limitado, como en los clásicos Resident Evil. Aunque lo podremos ampliar primero cuando nos vestimos y más tarde al encontrar un bolso. Las criaturas están bien diseñadas, aunque nos habría gustado más variedad. Los combates no son difíciles, de hecho, la dificultad principal es el poco espacio que tenemos en los cuartos.

Oxide Room 104

El sigilo es uno de los pilares fundamentales del título, ya que los principales enemigos no nos pueden ver y de hecho podemos finalizar la aventura sin matar a una sola de las criaturas. Esquivarlas no es una tarea demasiado difícil y si lo hacemos nos sobrarán bastantes recursos. También debemos tener cuidado con los distintos ataques de los enemigos. El enemigo más común está caracterizado con unas piernas semidesnudas y una boca acuchillada, nos dejará una herida sangrante que debemos curar con la venda para no perecer. Otros enemigos podrán envenenarnos, debiéndonos usar los antídotos para no finalizar la aventura.

Oxide Room 104

La muerte lo complica todo

Morir en este título es muy duro, no os lo imagináis. El hecho de que nuestro personaje perezca hace que todo vuelva a empezar desde la habitación 104. Además, el que ocurra esto nos mostrará una cruenta escena de terror que nos temerá volver a fallecer durante nuestra aventura. Tenemos un límite de muertes antes de perder la partida. Además, cada vez que despertemos de nuevo, el entorno mutará de una manera mucho más terrorífica que antes. Hará que aparezcan criaturas que antes no surgían, nos ofrecerá

Oxide Room 104

Pero sobre todo, lo más duro será ver como nuestro trayecto variará y tendremos que acceder a otras habitaciones y enfrentarnos a nuevos puzles. Por tanto, cuanto más muramos, más difícil será nuestra aventura. Un error fatal puede hacernos pasar por esta situación, la ausencia de checkpoints y el continuo sistema de guardado no nos dará una vía de escape ante un error fatal. Esto hace muy interesante el título, ya que nuestra experiencia y desarrollo irá variando y dependerá de las muertes o no que tengamos.

La atmósfera del título está muy lograda. El aspecto abandonado y desaliñado que posee el motel genera una ambientación muy terrorífica y fiel al género. Como os hemos adelantado, la muerte hace cambiar los escenarios. Estos no solo se desarrollan de manera distinta, sino que su diseño se vuelve mucho más terrorífico. La sangre se multiplicará y nuevos elementos terroríficos surgirán, como unos cuadros en forma de ojos que nos aterrarán o criaturas en las paredes que nos dificultarán y ensombrecerán el paso. A mí en particular me ha dado cierta nostalgia, recordándome a los títulos de Silent Hill cuando nos llevaban al mundo alternativo y aún más aterrador. Cabe destacar que el título se encuentra totalmente traducido y doblado al castellano, lo cual le otorga una mejor ambientación.

Conclusiones

Sin lugar a duda, Oxide Room 104 es una experiencia indispensable tanto para aquellos amantes del horror como a los que no lo son. Ofrece una experiencia única hasta el momento, una fórmula que ningún otro título ha implementado hasta ahora. El hecho de combinar el horror con los Escape Room es algo muy logrado y el resultado es muy positivo. Además, el hecho de que pueda haber más de una solución a los distintos caminos posibles le da al título una amplia re-jugabilidad y una experiencia única para cada partida y usuario.

Los escenarios y ambientación de terror están muy logrados. Los enemigos nos habrían gustado que fueran algo más variados y complejos, pero cumplen sobradamente con las mecánicas de survival horror. El hecho de poder evitarlos de manera sigilosa y poder avanzar la aventura sin disparar un solo proyectil nos parece muy ingenioso. El hecho de ser una aventura tan genuina y distinta nos hace recomendar eufóricamente su compra.

Agradecemos a Wild Sphere la confianza depositada en nosotros al cedernos Oxide Room 104 para su análisis.

Fanáticos del Hardware otorga la medalla de ORO a Oxide Room 104

Esperamos que os haya gustado, suscribiros a nuestros canales tanto de Youtube como Twitch y seguidnos en nuestras RRSS como TwitterFacebook e Instagram para estar al tanto de todas las novedades relacionadas con Videojuegos, Hardware y Tecnología.