Hoy analizamos el raton de Razer Diamondback. Como es costumbre en Razer, el ratón viene perfectamente presentado y la caja dispone de un frontal abatible desde la que podemos ver el ratón en el interior.

Analizamos el ratón Razer Diamondback

 

Las especificaciones del fabricante son las siguientes:

  • Diseño ambidextro
  • Sensor láser 5G de 16 000 ppp
  • Hasta 210 pulgadas por segundo / 50g de aceleración
  • Ultrapolling de 1000 Hz
  • Ajustes inmediatos de sensibilidad
  • Iluminación personalizable Chroma
  • Sincronización de color entre dispositivos
  • 9 botones Hyperesponse programables
  • Preparado para Razer Synapse
  • Cable de fibra trenzada de 2,1 m / 7 pies
  • Tamaño aproximado: 125 mm / 4.92” (Longitud) x 60 mm / 2.64” (Anchura) x 30 mm / 1.18” (Altura)
  • Peso aproximado: 89 g / 0.09 lbs (sin cable)

 

Empezaremos por la ergonomía y distribucion de los botones

Lo primero que llama la atención, es que es un ratón bastante plano y fino, y dispone de superficies engomadas en los laterales para mejorar el agarre. Lo cual, en función del tamaño de tu mano y tipo de agarre que uses, es un factor a tener en cuenta.

Analizamos el ratón Razer Diamondback

Pasando a los botones, tenemos los tres botones estándar superiores, y los laterales en ambos lados dado su diseño ambidextro. Por un lado, los botones tienen una respuesta de clic muy satisfactoria, pero he encontrado un par de problemas con los botones laterales que enumerare a continuación.

El primero, es la ausencia de una pequeña separación o un bisel entre los dos botones laterales que permita una fácil y rapida distinción al mover el dedo de uno al otro, ya que sumado al pequeño tamaño de los botones, puede provocar que pulsemos erróneamente uno u otro.

Analizamos el ratón Razer Diamondback

El segundo, es derivado de su diseño ambidextro. Ya que lo habitual, es que nuestro dedo meñique se quede en el lateral del ratón, provocando que pulsemos sin querer esos botones especialmente cuando hay movimientos rápidos involucrados.

A parte de eso, los botones del ratón son plenamente configurables a través de la aplicación Razer Synapse, permitiendo añadir macros, alterar dpi, entre otras funciones.

Ahora llegamos a otra parte clave de cualquier ratón, el movimiento

Los dpi de este ratón hacen que el movimiento sea perfectamente fluido y no tengamos ningun problema a la hora de desplazarlo. Ahora bien, no disponemos de ningun botón especifico para alterar directamente ya sea los dpi del ratón dentro de un perfil o alternar entre perfiles, dependiendo o bien de la aplicación de Razer Synapse, o de configurar nosotros esa funcion especifica en los botones laterales, perdiendo así la posibilidad de utilizarlos dentro del juego.

Por ultimo, mencionar la configuración de la iluminación del ratón a través de la aplicación Razer Synapse, con una variedad a la hora de configurar los led RGB del ratón, que hará las delicias de cualquier persona que desee la iluminación perfecta de su ratón.

Conclusiones

En general el Razer Diamondback es un periférico decente, pero lastrado por su precio para las características que ofrece. A continuación podéis ver un pequeño resumen de los puntos expuestos  lo largo del análisis

Pros:

  • Personalización de la iluminación
  • Respuesta de movimiento y de clic
  • Ambidextro

Contras:

  • Botones laterales poco diferenciables entre si
  • Su simetría provoca que aprietes botones laterales con el dedo meñique sin querer
  • Precio elevado (87€)
  • Sin botón específico para modificar los dpi desde el ratón
  • Sin botón específico para alternar perfiles desde el ratón