Samsung Galaxy S8 Mini podría haberse cancelado. Como os comentamos hace pocos días que la compañía estaba planeando una versión Mini del S8 para competir con el LG Q6, pues ahora nuevos rumores esclarecen que Samsung podría haber desistido del S8 Mini por problemas con la producción de la  pantalla.

También se baraja que la compañía se tiró para atrás porque las versiones anteriores MINI no tuvieron el éxito que la multinacional esperaba, pudiendo ser perfectamente que ese sea el motivo y no por la producción.

Recordamos las características técnicas de este supuesto terminal. Disfrutaría de una pantalla Infinity de 5,3 pulgadas y un Snapdragon 821.

Todo estos son rumores y se tienen que coger con pinzas hasta que Samsung no de una versión oficial del mismo.