Resident Evil Village ha sido uno de los lanzamientos más esperados de la primera mitad de año. Su parecido con Resident Evil 4 junto a la presentación de personajes interesantes como Lady Dimitrescu fueron suficiente para que el público esperase mucho de este título. Ahora, hemos tenido oportunidad de jugarlo, y aunque en términos generales ha gustado, nos gustaría ir más allá y hacer un repaso por toda la historia de la saga para entender porqué este juego podría suponer un nuevo camino a seguir. ¡No os perdáis el siguiente análisis!

Todo empieza y termina con Umbrella

Todos conocemos los terribles sucesos de la Mansión Spencer y de Racoon City. Umbrella es la corporación que se encuentra detrás de todo el desastre biológico y a lo largo de cada entrega desmigajamos los secretos que van con ella. Una pandemia con fines económicos que deriva más allá de un simple virus. Desde la Plagas hasta la Megamiceta el escenario ha cambiado, pero siempre el cambio va acompañado de icónicos personajes. Sin embargo, ahora le llega el turno a Ethan Winters, un personaje que conocemos de la anterior entrega y en el que se profundiza más que nunca en Village.

Tras los últimos hechos de Resident Evil 7, Ethan vive con Mia y su hija Rose alejados de Estados Unidos y arropados bajo el manto de Chris Redfield. Han acabado viviendo en un pueblo de Europa del este y, lamentablemente, no tienen una vida idílica. Ninguno es capaz de dejar de lado el pasado y en esta situación nos encontramos al inicio de Village. Todo se trunca cuando aparentemente Chris Redfield acaba con la vida de Mia, secuestra a Ethan y se lleva a Rose. Lo siguiente que vemos es al protagonista tirado en la nieve tras un accidente y sin rastro de nadie.

Comienza entonces nuestra andadura por un juego que se caracteriza por ser agónico, frenético y duro. La acción gana terreno a la narrativa, siendo ésta última escenario de planteamiento y desenlace sin demasiado desarrollo intermedio.  Lo mismo sucede con los personajes: existe un interés hacia ellos y una presentación interesante que nunca acaba de profundizarse.

¿Y cuál es la conexión con el lore de toda la saga? Meramente referencial. La conexión con el resto de entregas apenas está ligada por un fino alambre y se busca dar un origen y fin a una trayectoria de décadas. A partir de ahora, un nuevo escenario se presenta y muchas incógnitas. Capcom sabe que Resident Evil es una de sus gallinas de oro y todo parece indicar que seguiremos viendo contenido. ¿Tal vez con nuevos personajes? Tendremos que esperar para verlo.

Capcom desarrolla la próxima generación de survival horror con Resident Evil Village, llegará en 2021

La entrada en escena de Lady Dimitrescu

Uno de los reclamos principales era sin duda la presencia de esta tétrica dama que consiguió captar la atención del público por su misteriosa apariencia. Lady Dimitrescu prometía ser una villana refrescante para la saga, una forma convincente de presentarnos algo más parecido a un vampiro que a un zombie. ”El Tyrant perfecto” se llegó a decir. De Tyrant perfecto no tiene mucho, aunque se haya tratado de emular esas persecuciones típicas con Mr. X pisándonos los talones.

Planteamiento narrativo a parte, es indudable que Lady Dimitrescu impone y su castillo todavía más. Durante gran parte del juego la presencia de esta villana aportará grandes dosis de tensión y de crueldad, todo sea dicho. Ella es orgullosa, irascible, malévola e incluso irónica. Su afán por capturarnos no deja de ser casi secundario si prestamos atención a toda su actividad vinicultora y es que Lady Dimitrescu es una mujer ocupada. Tan ocupada como para dejar a sus tres encantadoras y poco aptas hijas en nuestra búsqueda. La sensación de querer saber más es inherente al hecho de que nos deja un sabor agridulce. ¿Quién era Alcina Dimitrescu? ¿Cómo llegó a ser quien conocemos? ¿Conoceremos su verdadera historia algún día?

Sumérgete en la nueva generación survival horror con el estreno de Resident Evil Village

Diferentes maneras de generar tensión

Lady Dimitrescu no es la única villana que entra en escena y es que existen tres personajes más que van a poner contra las cuerdas a Ethan. Esta clara diferenciación de personajes me viene de perlas para señalar que cada uno de ellos representa una parte de la historia de Resident Evil. Dimitrescu recoge la persecución, la agonía, la sensación de no poder descansar de Resident Evil 2. Moreau es un jefe que parece sacado directamente de Resident Evil 4, acción pura y dura. Heisenberg representa el sadismo, la sociopatía casi, recogiendo el testigo de personajes como Wesker con gran carisma.

Por último, Beneviento es, en mi humilde opinión, la apuesta de actualidad representando todos los elementos del género de terror que hemos estado viendo los últimos años. Casi de una forma cinematográfica se vale de escenas claves que han calado en la mente del espectador para jugar con nosotros. No veo una casualidad que en la parte más tortuosa, (y más corta), encontremos el terror más psicológico del juego sacado directamente del cine japonés. ¿O pensáis que la escena del pozo no estaba pensada para que en cuanto la veamos queramos salir corriendo por si aparece en el agua cierta niña?

Si hay algo que define este juego es la variedad y la combinación de elementos tradicionales con aspectos más modernos. La saga necesita modernizarse y para ello se ha hecho un increíble estudio del pasado que permita mirar hacia el futuro. Resident Evil Village es una mezcla entre RE4 y RE7, siendo suficiente para contentar a los más nostálgicos, pero inteligente para introducir nuevos conceptos. Por supuesto, siempre estarán los que se sientan fieles a los orígenes de la saga con planos fijos, zombies tradicionales y una necesidad de supervivencia constante a través de una gestión milimétrica de recursos.

Capcom desarrolla la próxima generación de survival horror con Resident Evil Village, llegará en 2021

Resident Evil Village entra por los ojos

Tal vez parezca con tanta reflexión que insinúo que este título no es suficiente, pero no es así. Hay dos formas de interpretar este juego: como parte de la saga o como juego independiente. A vuestra discreción lo dejo. Lo que sí es cierto es que vamos a disfrutar con él. Uno de los primeros elementos que llaman la atención es sin duda el apartado artístico por los escenarios planteados. El Castillo Dimitrescu es el foco principal por lo completo que resulta y la cantidad de detalle con el que cuenta.

En conjunto, guarda una similitud con RE4 tanto por paleta de colores, como por referencias directas. Y si hablamos de referencias es indiscutible que esta entrega cuenta con un trabajo referencial hacia otras obras dentro del género muy extenso. Todo esto es acompañado por un apartado gráfico cuidado, aunque se nota que ha llegado a caballo entre dos generaciones de consolas. En PC el rendimiento es bueno, aunque existen ciertos problemas de renderizado que lastren un poco la posibilidad de jugarlo en todo su esplendor. Hay una opción amplia de personalización gráfica en función del PC. Sin embargo, pese a cumplir con los requisitos, es posible que encontremos más cómodo bajar los ajustes debido a tintineos, lag y demás fallos.

Toda la tensión que se genera queda abrazada por el apartado sonoro que sabe como encajar ciertos sonidos en el momento adecuado, cómo hacer susurrar al viento, una rama que se cae o un gruñido en la nada. Por ello, es recomendable utilizar periféricos para mejorar la experiencia auditiva que sin duda merece la pena.

Tensión y acción compatibles

Una vez entendido el contexto en el que nos movemos en este título, es momento de hablar sobre lo que podemos hacer. Hablamos de un juego en primera persona en el que la exploración es fundamental para hacernos con útiles como chatarra, medicina o directamente encontrar un objeto que nos solucione algún puzles. Respecto a esto último cabe señalarse que el juego peca de ser algo lineal y que los puzles muchas veces encuentran por sí mismos la solución, ya que no requiere que nos dejemos la mente pensando, con avanzar basta.

En nuestro inventario también contaremos con armas, ya que no es un camino plagado de rosas el nuestro y tendremos que enfrentarnos a distintos tipos de seres dispuestos a acabar con nosotros. Entre nuestras armas encontramos las típicas del resto de juegos tales como la escopeta, pistola común, franco, bombas y demás, que además pueden ser mejoradas en el carro de El Duque.

Una vez dispuestos a disparar, el apuntado funciona bastante bien y fluido, sobretodo en PC. De hecho, el modo Mercenarios es bastante divertido contando con habilidades propias, sistema de tiempo y retos interesantes por los mapas que ya conocemos. En general, la exploración y los tiros se encuentran proporcionales en su justa medida encontrando partes más rápidas y otras más tensas y fatídicas.

Resident Evil Village análisis

Conclusión del análisis de Resident Evil Village

Con Resident Evil Village se ha planteado un nuevo escenario por el que continuar la saga. No sólo se cierran ciertos arcos de personaje, sino que también se abren caminos hacia un futuro incierto. Parece ser que Capcom no renuncia a la esencia de caracteriza algunas de sus entregas más valoradas y decide crear una simbiosis entre los viejo y lo nuevo. Podemos concluir ciertamente que si bien este título no alcanza la cotas de mejor juego de la saga tampoco se queda lejos de ser un buen referente de ella. Hablamos sin duda de una propuesta disfrutable, interesante y tensa que nos hace pasar un mal rato, pero que también nos hace aceptar que la saga ha evolucionado.

Agradecemos a Capcom la confianza depositada en nosotros al cedernos Resident Evil Village para su análisis.

Fanáticos del Hardware otorga la medalla de ORO a Resident Evil Village

Esperamos que os haya gustado, suscribiros a nuestros canales tanto de Youtube como Twitch y seguidnos en nuestras RRSS como TwitterFacebook e Instagram para estar al tanto de todas las novedades relacionadas con Videojuegos, Hardware y Tecnología.