OPPO ha presentado Battery Health Engine, un sistema que extiende la vida útil de las baterías y contribuye a un futuro más sostenible.

La gran importancia de los smartphones en nuestro día a día y la demanda de energía que necesitamos de ellos hace que la vida útil de la batería se haya vuelto fundamental para el rendimiento de nuestros teléfonos.

En relación con las baterías nos enfrentamos a dos problemas, la duración y su envejecimiento y el deshecho de las baterías de litio, este último pensando más en el futuro y la sostenibilidad. De cara a los próximos años se prevé que la demanda total a nivel global de baterías de iones de litio se multiplique por once.

Para hacer que tengamos una mejor experiencia con la carga de nuestros smartphones y para contribuir hacia un futuro más sostenible, OPPO ha desarrollado una serie de innovaciones tecnológicas en la batería de sus últimos smartphones, OPPO Find X5 y OPPO Find X5 Pro, y ha presentado su sistema Battery Health Engine.

Battery Health Engine, llega tras tres años de investigación e innovación, se trata de una solución de optimización del estado de la batería. Basada en un chip de administración de batería personalizado de OPPO que incluye dos tecnologías clave: el algoritmo inteligente de la salud de la batería y la tecnología de recuperación de la batería.

El algoritmo inteligente de la salud de la batería rastrea en tiempo real su capacidad eléctrica a través de los electrodos negativos que están dentro de la batería, para poder ajustar de manera activa el nivel de carga dentro de un rango razonable, minimizando la aparición de litio muerto al mismo tiempo que mantiene la corriente de carga máxima. Esto ayuda a garantizar una vida útil más duradera de la batería y una velocidad de carga más rápida.

Para obtener el potencial de electrodo negativo en tiempo real, el OPPO Institute ha estado investigando durante tres años diferentes soluciones. Basándose en una gran cantidad de pruebas y datos de rendimiento de la batería, el equipo de trabajo ha ajustado de manera continua la precisión del modelo hasta conseguir desarrollar finalmente un Algoritmo Inteligente de Battery Health que es capaz de rastrear en tiempo real la capacidad del electrodo negativo de la batería.

Gracias a las bondades de esta tecnología, los smartphones podrán calibrar una corriente de carga razonable en función de diferentes niveles de batería, diferentes adaptadores de carga, de los distintos estados de la batería y en las distintas etapas de la carga, al juzgar con precisión la capacidad del electrodo negativo. A partir de este punto, podemos maximizar el mantenimiento de la actividad de iones de litio y prolongar la vida útil de la batería.

Más allá de los avances que proporciona este algoritmo, OPPO ha optimizado también el sistema químico interno de la batería en OPPO Find X5 y OPPO Find X5 Pro, aplicando una función de mejora mediante el uso de la tecnología de recuperación de la batería. Al mejorar la fórmula del electrolito, los electrodos se reparan continuamente durante los ciclos de carga y descarga de la batería, formando una película más estable y duradera llamada interfaz de electrolito sólido.

La tecnología de recuperación de batería ayuda a reparar continuamente la interfaz de electrolito sólido, haciendo que el SEI sea más estable y tenga una mayor duración, y reduciendo el daño que se ocasiona a los electrodos debido a la carga y descarga, mejorando así el rendimiento de la batería y extendiendo aún más su vida útil.

Los últimos resultados de las pruebas de laboratorio de OPPO han llegado a la conclusión de que el sistema Battery Health Engine puede mantener una batería al 80% de su capacidad original después de hasta 1600 ciclos de carga. Esto es literalmente el doble de vida útil que marcan los estándares de la industria en las baterías actuales.