Impresiones Wo Long Fallen Dynasty. Un souls-like que viene dispuesto a encontrar su propia identidad

Wo Long Fallen Dynasty es lo nuevo de los creadores de Nioh y, tras probar su demo, creo que puede convertirse en un nuevo referente del género

El género souls-like es uno de los más saturados del mercado desde la llegada de la saga de Hidetaka Miyazaki. El mercado se ha llenado de títulos que copian la fórmula y, en algunos casos, aportan su propio toque identitario. Wo Long Fallen Dynasty sigue muchas de las pautas impuestas por los títulos de FromSoftware, pero tiene cambios y novedades tan frescas y bien pensadas, que podrían ser suficientes para crear un nuevo subgénero en el propio subgénero.

Wo Long Fallen Dynasty puede convertirse en un nuevo referente en el género

Hace unos días se publicó la demo de Wo Long Fallen Dynasty para consolas de nueva generación. Una prueba muy generosa que puede llevarnos fácilmente más de hora y media completarla, especialmente si decidimos explorar todo el mapa disponible. De este modo, el juego nos deja suficientes muestras de lo que va a ofrecer en su versión final: un combate muy rápido, muchas novedades para la fórmula souls-like y, por supuesto, mucha dificultad.

Esto es algo que no debería pillar a nadie por sorpresa si tenemos en cuenta que Team Ninja y Koei Tecmo son responsables de la franquicia Nioh, considerada por muchos una de las más difíciles dentro de los RPG de acción. Así pues, no me duele reconocer que en esta demo he muerto muchas, muchas veces, pero también os prometo algo muy importante: en ninguna de esas derrotas he sentido injusticia por parte del videojuego, sino falta de habilidad por la mía. Además, mis fracasos respondían al no estar acostumbrado a las varias vueltas de tuerca que Wo Long Fallen Dynasty ejerce sobre el género. 

Wo Long Fallen Dynasty

Invocar bestias mitológicas es una de las nuevas mecánicas de este juego. Aparte de útiles, son bastante espectaculares.

Para empezar, la habitual barra de resistencia se ve sustituida por un sistema de moral que cambia de forma dinámica durante los enfrentamientos. De este modo, recibir golpes, hacer parrys cuando no toca o utilizar magias y habilidades mermará nuestra barra, mientras que acertar golpes en los rivales y realizar contraataques correctamente hará que aumente a la par que disminuye la de nuestro enemigo. Esto provoca que el juego nos premie por ser muy agresivos, los golpes normales no gastan resistencia alguna, así que atacar sin piedad al enemigo es casi una obligación. Eso sí, hay que estar muy atentos al momento en el que nuestro rival ataque, ya que los enfrentamientos pueden ponerse cuesta arriba en cuestión de segundos. 

Los jugadores de Stranger of Paradise: Final Fantasy Origin reconocerán alguna de sus mecánicas en este juego

Aquí existe una penalización muy grande por llevar al límite nuestra barra de moral: si llega al mínimo, nuestro personaje perderá la postura y quedará arrodillado en el suelo a merced de los golpes enemigos durante unos pocos (pero interminables) segundos, más que suficientes para que estemos hablando de una muerte segura.

Esto es algo que el equipo ha heredado de Stranger of Paradise: Final Fantasy Origin, ya que se asemeja mucho al sistema de corazánima de este último. Así pues, encontrar un equilibrio entre el ataque, la defensa normal y el parry (el cual requiere de un timing muy, muy preciso) es imprescindible para superar los enfrentamientos más duros. Este nuevo sistema me ha encantado, y junto a la velocidad de los combates y la fluidez de los combos, deja en conjunto unos combates muy rápidos, divertidos y espectaculares. 

Wo Long Fallen Dynasty

Los aliados controlados por la IA se comportan de forma bastante competente y recuerdan mucho a nuestros compañeros de Stranger of Paradise. No van a resolver un conflicto ellos solos, pero ayudan.

Eso sí, el juego también nos da la opción de poder empezar con ventaja gracias a un básico sistema de sigilo que recuerda mucho lo visto en Sekiro, pudiendo ejecutar un golpe muy dañino a enemigos desprevenidos por la espalda o desde una posición elevada. Aparte de esto, también nos será posible invocar a otros jugadores o hasta un máximo de 2 personajes controlados por la IA para que nos ayuden en combate.

Varias vueltas de tuerca que buscan ampliar el desafío en una fórmula demasiado exprimida

El otro punto diferenciador del juego con respecto a otros de su género es el sistema de fortalezas. Este afecta a la dificultad de los enfrentamientos independientemente de nuestro nivel, de forma que, si un rival nos supera ampliamente en fortaleza, nos será muy complicado derrotarlo. Dicho sistema cuenta con más vueltas de tuerca al género, ya que si un enemigo nos elimina, su fortaleza subirá y, si queremos recuperar nuestro Qi perdido (las almas en los Souls) tendremos que volver a enfrentarnos a él y derrotarlo. Se acabó el correr hasta el punto de nuestra muerte, recoger lo que nos pertenece y seguir corriendo. En Wo Long Fallen Dynasty, tendremos que luchar por recuperar lo que es nuestro.

Wo Long Fallen Dynasty

Nosotros somos rápidos, pero creedme, algunos enemigos lo son más y atacan sin pensárselo ni un segundo.

Por otro lado, si colocamos estandartes en diferentes puntos asignados para ello, nuestro nivel de fortaleza máximo aumentará. Por otro lado, si eliminamos a ciertos enemigos, la de otros de menor rango bajará ante el temor de haber perdido a su líder. Este sistema invita a explorar todo el mapa para encontrar los puntos de descanso los cuales, además de hacer su función habitual de subir de nivel o gestionar magias, aquí son imprescindibles para llegar al boss de cada zona con una fortaleza suficiente con la que poder plantarle cara.

Otra de las novedades de este título, es la posibilidad de invocar bestias mitológicas en mitad de la batalla, las cuales, como es obvio, resultarán de gran ayuda durante los combates más exigentes. Por poner un punto negativo en todo esto, si bien es cierto que una vez juegas un rato se entienden todos los sistemas del juego, el tutorial no es todo lo claro que podría ser con algunas mecánicas.

Piezas de equipo variadas y abundantes

Wo Long Fallen Dynasty

Además de las piezas de equipo, podremos personalizar nuestro personaje al principio del juego con un editor muy completo.

Otra de las cosas que hereda de Stranger of Paradise es la cantidad de equipo que podemos encontrar. Sólo en el nivel de la demo ya contaba con decenas de piezas de equipo en mi inventario. La gracia de esto es, que aunque la pieza sea la misma, las estadísticas pasivas de cada una son diferentes, así que podemos rascar cierto porcentaje para las habilidades que más nos interesen o que mejor se adapten a nuestro estilo de juego. En el caso de las armas, algunas contarán con artes marciales diferentes entre sí.

A groso modo, hablamos de habilidades activas que ejecutar en combate y que, nuevamente, pueden ser de nuestro agrado o no en función de nuestra build. En el arsenal de la demo contamos con espadas rectas, curvas, dobles, lanzas, arcos o ballestas. Como podéis esperar, usar unas u otras afecta a la velocidad de los combos así como al daño: las espadas dobles son muy rápidas pero poco dañinas y, las lanzas, todo lo contrario.

Un juego que luce genial gracias a su dirección artística y su iluminación

Wo Long Fallen Dynasty

Pese a no ser un portento gráfico, su apartado artístico y su iluminación, hacen de Wo Long un juego muy bonito.

Aunque a la versión final del juego todavía le quedan meses y probablemente mejore en su lanzamiento, ya es un título muy llamativo en lo audiovisual. Cierto es que podemos encontrar algunas texturas algo pobres, así como alguna animación mejorable, pero el título luce genial. El nivel de esta demo se desarrolla en una zona montañosa, y el diseño del mapa, la iluminación así como el aspecto de enemigos y criaturas que encontramos dejan un resultado muy notable. Además, el juego se mueve de forma muy fluida en su modo rendimiento, con 60 fotogramas sólidos que se me antojan imprescindibles teniendo en cuenta la velocidad a la que transcurre la acción. Lo que por desgracia no puede faltar, es una cámara que en muchos casos nos juega malas pasadas, un auténtico enemigo común en prácticamente todos los juegos del género. 

Wo Long Long Fallen Dynasty ya es uno de mis juegos más deseados de 2023

Wo Long Fallen Dystany

No he podido terminar la demo con mejores sensaciones sobre este título. Nioh me encantó, Sekiro me encantó y, pese a la opinión general, las más de 80 horas invertidas en Stranger of Paradise demuestran que también me encantó. Wo Long Fallen Dynasty coge estos tres títulos y los mezcla con éxito, aportando nuevas e interesantísimas mecánicas a un género muy trillado. Además, es todo un acierto ambientar el título en China y su mitología, aportando también en este punto, cierta frescura a través de un folklore no tan sobreexplotado. Un título que apunta a ser extremadamente exigente, pero muy agradecido a los mandos. Ha sido una sorpresa muy grata, y uno de los primeros juegos que ya espero ansioso del próximo 2023 que, por suerte, promete ser uno lleno de lanzamientos imprescindibles.

Sobre el autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.