Horizon Forbidden West ha sido uno de los juegos más esperados para todos los fans de Guerrilla y PlayStation. Ha prometido desde sus comienzos convertirse en uno de los referentes tecnológicos de la actualidad, demostrando un músculo técnico digno de admiración. Ya en su día Horizon Zero Dawn supuso un golpe sobre la mesa mostrando de lo que son capaces gráficamente los títulos de mundo abierto. Además, no solo nos sorprendió su apartado visual, su diseño artístico e historia no se quedaban atrás. La premisa de aunar un contexto histórico revolucionario en el que hombres primitivos se enfrentan a máquinas futuristas está llevado a la perfección.

Ahora, con esta secuela se busca llegar mucho más lejos. Volvemos a ver tribus enfrentándose a seres del futuro. Regresamos a las mismas tierras que ya en Horizon Zero Dawn nos quitaron el hipo. Sin embargo, en esta ocasión el mapa es mucho más grande y ambicioso. Entraremos en detalle sobre todo esto durante nuestro análisis. Así que poneos cómodos, hay mucho que comentar sobre este Triple A con mayúsculas. Añado que, como siempre, no habrá spoilers. No os preocupéis.

Más ambicioso que nunca

Horizon Forbidden West - Análisis

Horizon Forbidden West es ambicioso a más no poder en todos sus apartados.

Horizon Forbidden West es una entrega ambiciosa en todos sus apartados. Es cierto que lo primero que entra por los ojos es su apabullante apartado técnico, sin embargo, la jugabilidad también es excelente. Guerrilla no se ha limitado simplemente a repetir la formula y ha buscado profundizar en todas las mecánicas ya vistas anteriormente. Ciertamente, es complicado abarcar este punto, el título es muy complejo y contiene muchísimos aspectos a destacar. Trataré de sintetizar la información para que sus puntos más importantes queden abarcados.

En primer lugar, el sistema de combate va más allá de la entrega original. Tenemos seis ramas de habilidades en las que podemos adaptar la jugabilidad a nuestro estilo propio. Es cierto que esto no tiene nada de revolucionario, ¿sistemas de habilidades? ¡Qué novedad! El punto no es ese, sino la perfecta armonía que se da lugar entre todos los estilos de combate. Para poneros un ejemplo, Aloy es una cazadora, por lo tanto, el sigilo y el combate a distancia son fundamentales. Sin embargo, Horizon Forbidden West no trata de ser sigilosos o combatir. No, aquí todo se relaciona. Para ganar, tenéis que ser sigilosos cuando toca, aprovechar los puntos débiles de vuestros enemigos, atacar cuerpo a cuerpo cuando los desestabilicéis, etc. No existe una sola forma de pelear.

Hasta tal punto está bien diseñado el combate, que me ha invitado a utilizar las típicas trampas de veneno, electricidad, fuego,  etc, que a veces tanto nos gusta saltarnos. En mi caso, no suelo utilizarlas en casi ningún videojuego. Recordad el caso de The Witcher 3, ¿pociones congelantes?, ¿trampas aturdidoras?, un buen espadazo y se acabó lo que se daba. Guerrilla no ha querido que los jugadores sientan que ninguna mecánica es inútil, y creedme, habréis de usar todo lo que está en vuestra mano para vencer. Precisamente por esto es tan divertido ir progresando de nivel, para así conseguir más habilidades que nos den ventaja en los enfrentamientos.

Todo un arsenal a vuestra disposición 

Horizon Forbidden West - Análisis

El combate en Horizon Forbidden West es más atractivo que nunca.

Durante nuestra travesía por Horizon Forbidden West cada vez nos volveremos más poderosos. Al igual que con el progreso de nivel, nuestros objetos irán aumentando en cantidad y calidad. Es posible que al principio no os parezca que hay demasiado donde elegir. Dadle tiempo, esta entrega se cuece a fuego lento, poco a poco, hasta que termina por explotar y presentar grandes posibilidades.

Aloy dispondrá de muchos artilugios, equipamiento, etc, para derrotar a las máquinas que están en su camino para salvar al mundo. Poco a poco, conforme avancemos en nuestra aventura, iremos adquiriendo utensilios para pertrecharnos lo mejor posible. ¿Cómo lo podemos conseguir? Hay varias formas. Una de las mejores es utilizar los distintos bancos de trabajo que hay repartidos por el mapeado para crear nuestros propios artilugios. Para ello, tendremos que cazar las máquinas necesarias para recolectar sus materiales. Por otro lado, también podemos vender esos mismos materiales para obtener dinero y comprar armaduras, armas, objetos, etc.

Por otra parte, nuestro armamento puede ir mejorando conforme vayamos combatiendo. De esta forma, aumentan sus características y, además, también contamos con la opción de mejorarlas nosotros mismos. En muchas ocasiones nos encontraremos con materiales que nos permitirán mejorar aspectos de nuestra lanza, arco, armadura, etc, para estar mejor equipados que nunca. Me ha gustado como se nota en gran medida que el uso adecuado de tu armamento es clave para la experiencia jugable. Un ejemplo lo tendremos cuando, al enfrentarnos a un rival, tras analizar sus puntos débiles, nos toque utilizar flechas de ácido, trampas eléctricas, etc, para aprovechar sus debilidades.

Horizon Forbidden West ha conseguido que jugablemente la experiencia sea muy rica y compleja. Está orientada a que cualquier jugador pruebe un estilo u otro de combate, y así mismo, se tiene en cuenta que todos están conectados entre sí. En mi caso, en Horizon Zero Dawn notaba que daba un poco más igual. Sí, jugablemente es muy bueno, pero creo que no todo estaba tan bien entrelazado como aquí y se notaba mucho más la diferencia entre elegir un estilo u otro.

Explora un mundo lleno de cosas por ofrecer

Horizon Forbidden West - Análisis

Las localizaciones por explorar son enormes y muy variadas.

Uno de los mejores aspectos que nos ofrece Guerrilla con esta impresionante secuela es su enorme mundo abierto. Horizon Zero Dawn ya nos presentaba localizaciones con mucho potencial, no obstante, Forbidden West va dos pasos más allá. Ya no solo tendremos que recolectar recursos por un mapa enorme. Ahora también tenemos la posibilidad de encontrar grandes tesoros bajo el mar. El añadido subacuático que tiene el título es excelente, tanto a nivel jugable como a nivel gráfico. Es una gozada que hayan tantos lugares diferentes por los que explorar. Es una delicia para la vista.

En mi experiencia aún no he sentido bajo ningún concepto una sensación de monotonía al recorrer sus escenarios. Ya sabemos que en muchos videojuegos de mundo abierto en ocasiones se reciclan localizaciones para facilitar el desarrollo y reducir los costes de producción. Si aquí han hecho algo parecido, no me he dado ni cuenta. Cada lugar que he visitado me ha parecido diferente del anterior, por supuesto que existen similitudes, pero las zonas se sienten tan vivas, dinámicas, y ricas en detalle, que jamás se os hará tedioso recorrerlas.

Otro de los aspectos a destacar de la exploración es la mejora en la movilidad de Aloy. Esta vez escalar muros, montañas, paredes, etc, es mucho más variado, rápido, y ágil. Ha habido situaciones en las que incluso me ha parecido estar jugando a un Assassin’s Creed gracias al dinamismo de los movimientos al escalar casi cualquier zona. Quiero añadir que me gusta mucho la idea que ha tenido Guerrilla con estas entregas para mostrarnos por donde podemos escalar. Gracias a nuestro visor tecnológico, al pulsar R3 se mostrarán las vías por las que podemos ir escalando. No recurren a trampas estéticas como muros blancos, pinturas cantosas, etc. Es todo muy orgánico.

Tras explorar durante horas, nos daremos cuenta de que, aunque no hayamos avanzado en la historia principal, habremos conseguido recursos suficientes como para conseguir un gran equipamiento. De hecho, es lo recomendable, ya que en las dificultades más altas se recomienda tener un buen nivel para poder superar las misiones de historia. En resumen: explora, piérdete por este basto y maravilloso mundo, y descubre todo lo que tiene por ofrecerte.

Argumentalmente más épico

Horizon Forbidden West - Análisis

La aventura protagonizada por Aloy es aún más épica.

Horizon Forbidden West es una entrega más épica a nivel narrativo que Horizon Zero Dawn. Sin entrar en spoilers, esta secuela trata de la búsqueda de Aloy para terminar lo empezado en la entrega anterior. Esta vez nuestra cazadora quiere salvar al mundo de una vez por todas, ya que, para su sorpresa, salvar Meridian solo fue el comienzo. Para ello se tendrá que ir al Oeste Prohibido, lugar en el que se encuentran amenazas inimaginables. Entre ellas una de las más peligrosas: la tribu Tenakth. La premisa es interesante, aunque te hace necesitar haber jugado a Zero Dawn. Si no es así, os perderéis gran parte de las referencias que se dan lugar durante la trama.

Por otra parte, su sublime apartado técnico hace que el argumento se vea potenciado. Un ejemplo claro de esto son las animaciones faciales. Da igual si estáis realizando una misión principal o una misión secundaria. Todos los personajes del videojuego tienen un rostro muy detallado, con animaciones creíbles, y muy naturales. Es cierto que los protagonistas siempre tienen ventaja, solo hay que ver el rostro de Aloy con todo lujo de detalles. Sin embargo, nunca había visto este despliegue técnico en cada uno de los personajes de la trama. Gracias a esto las escenas son mucho más interesantes y calan más hondo.

Entrando en más detalle con las misiones secundarias, éstas se han trabajado con mimo y cuidado. Ya no solo en el aspecto técnico y las animaciones faciales sorprenden, además, no suelen ser misiones de recadero al uso. Por supuesto, no os voy a engañar, claro está que existen bastantes tareas orientadas a la recolección. Es más, hay una sección en nuestro diario de misiones que se llama: «recados». Ahora bien, la variedad es excelente, y aunque hay misiones que se podrían haber enriquecido más a nivel narrativo, creo que cumplen con creces su cometido.

El techo gráfico de la actual generación 

Horizon Forbidden West - Análisis

Las estampas visuales que nos deja Horizon Forbidden West son espectaculares.

Toca entrar con el apartado con el que Horizon Forbidden West enamora a primera vista: su descomunal apartado gráfico y artístico. En mi opinión, creo que es el videojuego más potente gráficamente que he visto jamás. Hay escenas cinemáticas en las que los personajes y sus animaciones faciales, como ya os he comentado, te dejan sin habla. A esto sumadle el diseño artístico de cada uno de ellos, casando a la perfección con sus diferentes personalidades. Aloy es un claro ejemplo de maestría a la hora de diseñar un personaje.

Es una auténtica barbaridad recorrer los escenarios de este título. Ya en los vídeos promocionales podíamos observar una mejora sustancial con respecto a Horizon Zero Dawn. Os estoy hablando de una entrega que ya en su día era impresionante a nivel técnico y esto no para aquí, ¡es que además la PS4 lo puede mover! Me resulta increíble que un título de estas características funcione en la pasada generación. En PS5 es una experiencia fantástica, y es cierto que en PS4 pierde en detalle y sobre todo en rendimiento (30FPS que a veces no son estables), pero aún así sigue siendo espectacular.

Si tenéis una PS5, gráficamente os sorprenderá en su modo rendimiento. Jugar a un videojuego de este calibre a 60 imágenes por segundo es algo que se llevaba pidiendo a las consolas durante muchos años. Sin embargo, tiene truco. La resolución pierde en calidad, denotando escenarios en los que a la lejanía se muestran algo borrosos, e incluso podemos observar partículas en el aire algo pixeladas. Es cierto que sigue siendo una obra maestra a nivel técnico, pero se reduce la calidad como es obvio. Por contra parte, tenemos el modo resolución: 30 imágenes por segundo y un apartado gráfico de ensueño. ¿Merece la pena? No. El rendimiento es bastante peor y el modo rendimiento ya se ve estupendamente.

Os dejamos a continuación vídeos comparando el apartado técnico de las versiones de PS4 y PS5 (Modo Rendimiento):

  • Vídeo gameplay PS4:

  • Vídeo gameplay PS5 modo rendimiento:

Como habéis podido observar, todas las versiones se ven estupendamente. La evolución con respecto a su antecesor es muy notoria y se nos ha ofrecido exactamente la experiencia que se nos prometía. Por otro lado, el apartado sonoro está también a un nivel excelente. Se sigue la estela de Horizon Zero Dawn con esos temas musicales de corte épico que armonizan cada momento de la entrega. Estamos sin duda alguna ante uno de los videojuegos que tocan techo a nivel tecnológico. Es posible que sea el mejor actualmente.

Conclusiones

Guerrilla ha conseguido que Horizon Forbidden West sea una experiencia aún mejor que Horizon Zero Dawn. Ninguno de los aspectos de la entrega baja del notable, de hecho, prácticamente todos sus apartados son de sobresaliente. No es solo una entrega que entre por los ojos, como algunos y algunas pensaban, ha tratado de no ser continuista profundizando en la formula que ya habíamos visto. Lo sorprendente es que lo han logrado. Sigue siendo en ocasiones más de lo mismo, pero mejor, y con mucho.

Os lo recomiendo absolutamente. Es uno de esos videojuegos que venden consolas y considero que cualquiera que posea una PS5 debe tener Horizon Forbidden West. Seguid las aventuras de Aloy una vez más. Nuestra poderosa cazadora Nora tiene que salvar el mundo con nuestra ayuda. Creedme, será un viaje que no olvidaréis.

Agradecemos a Sony la confianza depositada en nosotros al cedernos Horizon Forbidden West para su análisis.

Fanáticos del Hardware otorga la medalla de ORO a Horizon Forbidden West

Esperamos que os haya gustado, suscribiros a nuestros canales tanto de Youtube como Twitch y seguidnos en nuestras RRSS como TwitterFacebook e Instagram para estar al tanto de todas las novedades relacionadas con Videojuegos, Hardware y Tecnología.