Xenoblade Chronicles 3 – Análisis Switch

Xenoblade Chronicles 3

Monolith Soft nos tiene acostumbrados a entregas que nos han llevado a través de aventuras de ensueño, llenas de momentos y personajes memorables. Además, la desarrolladora no solo se ha ganado un hueco tan grande en la industria por las excelentes historias que nos ha otorgado, sino también por los mundos tan gigantescos que nos ofrecen. Muchos fans, en los que me incluyo, seguimos preguntándonos cómo es posible mover tales mundos abiertos en la consola nipona. Si habéis jugado a Xenoblade Chronicles 1 o Xenoblade Chronicles 2 sabréis a lo que me refiero. Se trata prácticamente de un milagro a nivel tecnológico y artístico.

Tras una larga espera, tenemos en nuestras manos la ansiada tercera entrega de esta maravillosa franquicia: Xenoblade Chronicles 3. Las expectativas alrededor de esta nueva entrega numerada de la saga son enormes y Monolith Soft lo sabe de sobra. Conforme fue anunciando el título, mostrando vídeos promocionales que revelaban contenido de esta tercera parte, se dejaban entrever las intenciones de la desarrolladora. Esta vez tenemos un mundo más oscuro, lúgubre y consumido por la guerra. Es posible que podamos echar de menos la belleza colorista de Xenoblade Chronicles 2, pero si os gustó la sequedad y la hermosura de Xenoblade Chronicles X, aquí encontraréis un mundo para vosotros.

Ahora, toca comenzar con el análisis en el que os contaremos los aspectos más importantes de Xenoblade Chronicles 3 y si está a la altura de lo que prometía la entrega.

Luchar por lo que dicta nuestro corazón

Xenoblade Chronicles 3

Los protagonistas de Xenoblade Chronicles 3 están realmente bien escritos.

Xenoblade Chronicles 3 es una entrega que narrativamente es más angustiosa y oscura que sus predecesoras. Con esto no quiero decir que la historia sea deprimente, o realmente violenta, sino que los conceptos que trata calan hondo. Si los parajes más rústicos y desolados no os convencen ya que vuestras expectativas oscilaban hacia lo visto en la segunda entrega, encontraréis una justificación en la trama. En esta ocasión estamos ante una entrega antibélica, que critica enormemente el sentido de la lucha esclavista. Además, tenemos toques de diferentes películas consideradas obras maestras como Blade Runner.

Para poneros en contexto y que sepáis mejor a lo que hago referencia, os planteo la trama con una breve sinopsis:

Nos encontramos en el mundo llamado Aionios, un lugar desolado por la guerra. Las diversas facciones que la habitan luchan por la supervivencia de sus colonias utilizando soldados cuya vida no sobrepasará la década. ¿Cuál es el objetivo de estas facciones? Absorber la vida de los soldados caídos para así conseguir sobrevivir.  Los protagonistas: Noah, Lanz, Eunie, Mio, Sena y Taion, son soldados de facciones enfrentadas. No obstante, sus destinos pegarán un vuelco absoluto cuando sus vidas se conecten entre sí. A raíz de ese momento, su objetivo será terminar con ese ciclo de lucha sin fin.

Como podéis observar, la trama cuenta con un fuerte factor bélico en la que la vida de los protagonistas siempre está en juego. Constantemente conforme avancemos en la aventura nos encontraremos con cuestiones realmente interesantes a nivel filosófico. ¿Cuál es el valor de una vida? Esa podría ser una de las grandes cuestiones que definen a este Xenoblade Chronicles 3. Los personajes se plantean el por qué de su existencia y de su lucha incesante. Comienzan a reflexionar de los actos que, aunque creían ser justos, puede que solo lo fueran al ser vistos con una venda en los ojos. Me ha gustado mucho que planteen este tipo de temas tan complejos.

Xenoblade Chronicles 3

Las relaciones interpersonales entre los personajes están muy cuidadas haciendo que te encariñes de ellos.

La historia, como no podía ser de otra manera, viene acompañada de escenas cinemáticas realizadas con un mimo soberbio. Están llenas de pasión, hermosura, esperanza y tristeza. Funcionan gracias a unos excelentes diálogos que muestran personajes complejos cuyas personalidades van madurando conforme avanza el argumento. Todo lo relacionado con la historia es una clarísima muestra de intenciones por parte de Monolith Soft. Querían brindar una trama más seria, filosófica, tenaz y asfixiante. El resultado ha sido una de las mejores historias que nos puede brindar un JRPG.

En relación a las misiones secundarias, éstas son mucho más interesantes a nivel narrativo que lo visto en anteriores entregas. Es cierto que hay misiones que tan solo nos piden ir del punto A al punto B, recoger tal objeto y vencer a X enemigos. No obstante, Monolith Soft ha trabajado la historia de muchas de las misiones que componen el contenido secundario, más concretamente las llamadas misiones de héroe. Éstas actividades opcionales son sin asomo de duda lo más característico a nivel secundario del título. En realidad no se diferencia mucho del nivel de calidad al que llega la trama principal. Contaremos con personajes a los que podremos reclutar, con escenas cinemáticas, subtramas con un guion sobresaliente y jefes únicos por derrotar.

Una experiencia llena de ambición

Xenoblade Chronicles 3

Estamos ante una entrega llena de momentos que nos impactarán gracias a su espectacularidad.

Si algo podemos decir nada más empezar Xenoblade Chronicles 3 es que estamos ante una entrega ambiciosa a más no poder. Volvemos a estar en un mundo abierto que resulta un milagro para la Nintendo Switch. Es increíble que escenarios tan mayúsculos puedan moverse a una tasa de 30 frames por segundo de forma estable. Además, no os preocupéis por el modo portátil o el efecto borroso que veíamos en Xenoblade Chronicles 2, en esta ocasión todo es más nítido y funciona con mayor fluidez.

No solo el mundo abierto, los escenarios y los elementos en pantalla representan la ambición de Monolith Soft. Como era de esperar, todas las partes que componen esta nueva obra del estudio son excelentes y cuentan con una dedicación envidiable. Por ejemplo, entrando ya con la jugabilidad, el sistema de combate es muy complejo. Esta vez tenemos a 6 personajes jugables con los que podremos combatir a nuestros enemigos. No obstante, la guinda del pastel es que podremos manejar a todos ellos, intercambiarles las clases (atacante, guardián, sanador), modificar sus habilidades y equipamiento, así como también fusionarlos para obtener mucho más poder.

Es posible que el sistema de combate no suponga una revolución ya que vuelve al sistema de ataques automáticos y habilidades ya visto en otras entregas. Sin embargo, las batallas son complejas y dependiendo del nivel de dificultad que hayáis escogido: Fácil, Normal, o Difícil, os supondrán un reto enorme. Al contar con 6 combatientes al mismo tiempo, el combate es muy acelerado. Continuamente podremos realizar combinaciones entre diferentes habilidades. Otro aspecto a destacar es el posicionamiento ya que resulta fundamental para salir victoriosos. Hay habilidades que afectan más a los enemigos al atacarles de frente, otras a sus espaldas, e incluso algunas de forma lateral.

El combate es complejo y engancha muchísimo una vez le has pillado el truco.

Otra mecánica que es muy llamativa, aunque al principio es difícil de dominar, son las cadenas. Éstas se basan en realizar diferentes acciones que llenen el medidor para poder activar esta mecánica. Resumiendo, consiste en elegir diversas cartas de clase en orden para así obtener diversos bonuses durante las batallas. Si sois capaces de conseguir las mejores combinaciones, mezclando cartas de atacante, sanador y guardián, conseguiréis hacer un daño descomunal. Vuestro objetivo será agotar todas las cartas posibles. Una vez le pilléis el truco os aseguro que será una de vuestras partes favoritas del combate.

Voy a profundizar ahora en lo que os he hablado acerca de las fusiones entre los personajes, o más bien, las transformaciones uróboros. Estas transformaciones tienen un alto componente narrativo en el que no entraré para no hacer spoilers y por lo tanto, son una de las partes mejor cuidadas de Xenoblade Chronicles 3. Cada uno de los 6 personajes contará con vínculos diferentes con los demás. Estos vínculos vienen predefinidos por la historia y podrán ser utilizados para que los personajes se fusionen transformándose en el proceso en grandes mechas con un poder atronador. Lo divertido es jugar con estos vínculos interpersonales entre los personajes, para saber qué habilidades os ayudarán en combate. ¿Un mecha con mayor poder destructivo o mejor uno que posea una defensa inquebrantable? Sed estratégicos.

Explora y obtén grandes recompensas

Las diversas regiones a explorar son enormes y cuentan con una gran variedad de enemigos.

En relación a la exploración, la mejora de nuestros personajes y la obtención de equipamiento, todo es muy similar a lo ya visto en la franquicia. Monolith Soft ha preferido no arriesgar y nos ha dotado de un estilo clásico al obtener objetos y experiencia. Al igual que en Xenoblade Chronicles 1 y Xenoblade Chronicles 2, muchos objetos e ingredientes estarán desperdigados por el mundo, y otros podrán ser obtenidos como recompensas de misión o compras en tiendas. Por otro lado, la subida de nivel sigue el mismo camino, tendremos que derrotar enemigos, ganar experiencia y también desarrollar a nuestros personajes en los campamentos.

Por otra parte, explorar en Xenoblade Chronicles 3 sigue siendo muy importante, ya que contamos con otros elementos que hacen aún más enriquecedora esta parte de la aventura. Un ejemplo claro de ello es la liberación de las colonias. Conforme vayamos descubriendo nuevas zonas ganaremos experiencia y nos toparemos con zonas llenas de nuevos personajes. Dichos NPCs nos otorgarán actividades que, una vez completadas, nos brindarán afinidad con dicha colonia a la que estemos ayudando. Por otro lado, tenemos otra nueva mecánica en la que, a través de una agenda en la que se registran los personajes de cada colonia, podremos otorgarles los ingredientes que nos soliciten. Ahora bien, ¿para qué queremos mejorar la afinidad? Las recompensas son muchas y entre estas podemos obtener bonus para mejorar las recetas de comida que nos hacen nuestros queridos Nopon, correr más rápido, etc.

El sistema de afinidad con las colonias añade un plus muy positivo a la exploración.

Monolith Soft ha logrado una sinergia espectacular gracias a un sistema excelente de obtención de objetos y experiencia. Si exploramos ganamos experiencia descubriendo nuevas zonas y a su vez descubrimos colonias con nuevas misiones, misiones que nos solicitan ingredientes ya recolectados en esas zonas que hemos explorado y así ganar más afinidad, experiencia, bonuses, etc, etc. Nunca os cansaréis de explorar y desarrollar a vuestros personajes. Es una verdadera gozada ya que siempre estás experimentando el progreso de tu equipo, aumentando su potencial a cada paso que das.

Hay que destacar, por supuesto, la variedad en la composición de los territorios. En muchas ocasiones no nos será fácil acceder a un lugar ya que tendremos que dar rodeos, escalar, utilizar habilidades para poder acceder, etc. Esto hace que la exploración sea mucho más llamativa a nivel jugable. Añado que explorar tiene un plus de dificultad si no tenéis cuidado por donde vais. Frecuentemente os encontraréis en zonas llenas de enemigos de vuestro nivel, pero al mismo tiempo, otros rivales que os sobrepasarán enormemente. De esta forma se logra que volvamos a esos mismos lugares, una vez seamos más fuertes, para así poder explorar aquellos rincones a los que no podíamos acceder.

Exprimiendo al máximo a la Nintendo Switch

A nivel gráfico Xenoblade Chronicles 3 vuelve a mostrarnos de lo que es capaz una Nintendo Switch. Estamos posiblemente ante la entrega más ambiciosa tecnológicamente para la consola nipona. No serán pocos los momentos en los que os quedaréis boquiabiertos observando el esplendor que suponen sus bellísimas localizaciones. El título cuenta con una distancia de dibujado muy lograda, en la que el popping ha sido cuidado para que no resulte incómodo a la vista. Además, ya os he mencionado al principio de este análisis que no contaremos con un efecto borroso tan notable y lo agradezco enormemente. Ahora bien, sí que hay ciertos recursos que a veces son tramposos, como la mítica niebla que hace más sencillo para la Switch cargar los escenarios.

Otro aspecto a destacar es que al principio os chocará lo diferente que es a lo visto a Xenoblade Chronicles 2. No estamos ante una entrega con un diseño tan llamativo y colorista como la segunda entrega, aunque sí que se mantiene el estilo manga-anime. Más bien se ha regresado a las raíces artísticas de Xenoblade Chronicles 1, eso sí, con las evidentes mejoras gráficas. Por supuesto, seguimos teniendo biomas muy diferentes entre sí en los que encontraremos zonas rocosas, otras llenas de vegetación, nieve, lagos, etc. Lo único que sí vais a echar en falta son las ciudades. En esta ocasión no son tan prominentes como en Xenoblade Chronicles 2 y se echan en falta. Ciertamente su ausencia casa con la trama, sin embargo, hubiera estado bien que nos encontrásemos con civilizaciones más grandes de forma regular.

Técnicamente Xenoblade Chronicles 3 es una maravilla y un verdadero milagro para la Switch.

El modo portátil también cuenta con mejoras sustanciosas y ahora se puede jugar sin mayores problemas. Lógicamente se recomienda jugar a esta obra con escenarios tan gigantescos en sobremesa, pero no se puede negar que jugar a un título de un tamaño tan descomunal en el modo portátil parece un sueño. Por otro lado, es cierto que en ocasiones encontraréis problemas de frame-rate en zonas específicas de la entrega. Sin embargo, no os preocuparéis, que son escasas y la mayor parte del juego funciona perfectamente.

No me puedo olvidar de la banda sonora de Yasunori Mitsuda que cuenta con unos temas musicales impresionantes. La melancolía y seriedad de la narrativa también se extrapolan a la banda sonora que entona a la perfección con un universo decadente. Tendremos melodías de corte épico, otras de estilo dramático y algunas más ligeras para allanar terreno a los jugadores. Todo está pensado para que cada zona que visitemos se sienta única y diferente.

Conclusiones

Xenoblade Chronicles 3 es una joya atemporal. Estamos ante una obra maestra que cuenta con todos los ingredientes necesarios para encandilar a cualquier fan del género JRPG. Las expectativas eran muy altas tras un sobresaliente Xenoblade Chronicles 2, pero Monolith Soft ha sido capaz de sobreponerse a lo grande. No solo es una entrega que nos ofrece un mundo absolutamente enorme y lleno de zonas por explorar, además nos han brindado una historia espectacular. Preparaos para emocionaros con unos personajes memorables cuyas personalidades os llegarán al corazón. ¿Os ha pasado alguna vez que tras terminar una aventura, os queda un vacío en vuestro interior? Sin sonar melodramático, esa sensación es precisamente la que os generará este maravilloso Xenoblade Chronicles 3.

Solo queda por concluir el análisis comentando que es una alegría ver que una de las sagas JRPG más importantes a día de hoy sigue en tan buena forma. Nintendo Switch ha recibido otra gran entrega que os dará la posibilidad de jugar entre 70 y 80 horas sin que notéis signo alguno de tedio. Espero que la saga siga por este camino, uno en el que los mundos abiertos y las buenas historias sean capaces de coexistir, con personajes que se quedan grabados en la memoria.

Agradecemos a Nintendo España la confianza depositada en nosotros al cedernos Xenoblade Chronicles 3 para su análisis.

Fanáticos del Hardware otorga la medalla de ORO a Xenoblade Chronicles 3

Esperamos que os haya gustado, suscribiros a nuestros canales tanto de Youtube como Twitch y seguidnos en nuestras RRSS como TwitterFacebook e Instagram para estar al tanto de todas las novedades relacionadas con Videojuegos, Hardware y Tecnología.

Sobre el autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.