En una entrevista reciente, el presidente de Nintendo, Tatsumi Kimishimal, ha confirmado que su nueva consola no contará con ningún tipo de retrocompatibilidad con anteriores generaciones. Tampoco será compatible con mandos y controladores diseñados para otras plataformas, pero que podría añadirse el soporte para algunos modelos concretos más adelante.

Kimishimal ha recalcado que los juegos de las anteriores plataformas de la compañía se podrían añadir poco a poco mediante versiones originales adaptadas o remasterizaciones.

Vía: NextPowerUp