Ayer, @evleaks reveló que Samsung tuvo que posponer la fecha de lanzamiento de la línea Galaxy S8 y hubo dos posibles razones – probando los smartphones para evitar cualquier posible incidente o problemas con la producción de Snapdragon 835.

Mientras que Samsung podría estar realizando más pruebas, el leakster ha confirmado que la compañía está teniendo problemas con la producción de chips de 10 nmSamsung está logrando bajos rendimientos con la producción de los chipsets de 10nm Snapdragon 835 y Samsung Exynos 8895, pero afortunadamente el retraso es de sólo una semana, así que no tendremos que esperar mucho más.

Vía: Nextpowerup