Había expectación de que el último título de la franquicia de Capcom, llegase a las tiendas y para nuestra sorpresa, Resident Evil 7: Biohazard ha sido una grata sorpresa. Los seguidores de esta popular saga, pedíamos que regresara el terror ¡y de que forma! Con unas clara inspiración de la primera entrega, sin perder la innovación y las ganas de asustar al personal, nos han entregado un título sobresaliente.

Es cierto, que la controvertida cámara ha puesto en manifiesto por parte del publico, sin embargo esto le ha otorgado una regeneración, que hacía años esta saga pedía a gritos. El protagonista de esta aventura, no serán los reconocidos Leon S. Kennedy o Chris Redfield, se trata de un nuevo personaje llamado Ethan Wrinters. Nuestro desdichado héroe tiene una misión bien definida es el encontrar a su esposa Mía, que había desaparecido tres años atrás. En nuestra búsqueda, tendremos un encontronazo con la familia Baker, quienes lideran el show en esta nueva entrega.

A priori, parece un nuevo videojuego sacado de contexto, para estirar el chicle de la franquicia, pero no os engañéis, estamos ante el Resident Evil más puro, de este siglo. Sobre la mesa, hay una serie de novedades que parecen distanciarse de la saga original, como la ausencia de zombies. sin embargo si analizamos en profundidad, tiene las bases que conocimos allá en el 1996. Este reencuentro de mecánicas jugables no solo están estrechamente ligadas a la jugabilidad, también en la forma de narrar, donde se auguran sorpresas que harán las delicias de los seguidores.

Otro de los aspectos a resaltar, es recuperar el espíritu por el misterio, el no saber que ocurre exactamente hasta llegar a los últimos compases de la aventura. Esto ha permitido engrandecer un poco más la leyenda de la saga, con una serie de sorpresas, que le hacían falta a la saga. Esta grieta abre una puerta a lo que puede ser las futuras secuelas, otorgando un nuevo matiz, que se ha ido perdiendo en los antecesores.

Además no podemos obviar que el título esta pensado para ser disfrutado en la VR (realidad virtual), para garantizarnos horror y acción, a partes iguales. La experiencia jugable por supuesto gana enteros, si utilizamos este periférico para nuestro entretenimiento, aunque es criticable que Capcom, tenga la exclusividad temporal en PlayStation 4. Si quieres disfrutar de la experiencia completa, es idóneo utilizar este dispositivo, ya que ha demostrado la eficiencia a la hora de causar terror.

Resident Evil 7 se ha consolidado como uno de los mejores survival horror del presente año, con una entrada inmejorable, y por supuesto no será el único en este año 2017. La séptima entrega tendrá que hacer frente a otros títulos como el esperadísimo Outlast 2 o el RPG Call of Cthulhu donde ponen nuestros nervios a prueba. Si eres aficionado o seguidor de los títulos de terror, sin duda no espera un año reñido, variado de videojuegos y del que seguro muchos van a disfrutar.

Resident Evil 7 es un acercamiento a los primeros títulos de la saga, recupera la formula que había desaparecido años atrás y lo trae con aires renovados. Independiente del gusto, esta claro que han hecho los deberes en traer a los seguidores de nuevo el horror perdido, con resultados sobresaliente. Ahora queda el devenir de la franquicia, estandarice este modelo que jamás debió ser borrado de su registro.

El survival horror ha regresado por la puerta grande, ahora solo queda esperar que esto continúe en cada nueva entrega, porque le augura un fantástico futuro. Sin duda, la experiencia no dejará indiferente a nadie, hay momentos memorables y que serán difícil no olvidarlos. Por supuesto, no olvidarnos del contenido gratuito que se viene en primavera, con el sugerente titular Not a Hero donde desentrañaremos los misterios que todavía siguen suspendidos en el aire.

Si quieren disfrutar de una secuela, que recupera el estilo más ‘retro’, no debes obviarlo, porque es una compra obligada. Resident Evil 7 es el refresco que necesitaba la franquicia, y lo ha hecho con resultado excelente. Si quieres disfrutar del horror, haz una visita a Dulvey, donde esta temerosa familia te espera impaciente. Disfruta del survival horror como nunca antes lo habías conocido.