LG ya confirmó que su próximo smartphone no contará con el último chipset de Qualcomm, sino con el SoC Snapdragon 821 debido al acuerdo de exclusividad concedida a Samsung. Por suerte para los fans de LG, la compañía tiene previsto utilizar el Snapdragon 835 con el LG V30, que se espera que llegue en la segunda mitad del año.

Además de Snapdragon 835, el smartphone también tendrá 6 GB de RAM, configuración de cuatro cámaras (dos en la parte delantera y dos en la parte posterior) y un mejorado sistema DAC. El informe menciona que debería haber «más especificaciones ocultas», pero no se proporcionaron más detalles.

Vía: Nextpowerup