Interxion ha anunciado su entrada en el mercado de Barcelona con la adquisición de un terreno para construir un nuevo centro de datos. La posición de Interxion como proveedor líder de infraestructura digital en el Mediterráneo y la península ibérica se fortalecerá con esta nueva ubicación, que se suma a las actuales en Marsella, Atenas, Zagreb y Madrid.

De acuerdo con información de Telegeography, desde 2016 el ancho de banda en el sur de Europa ha experimentado un crecimiento interanual superior al 30%, lo que representa un incremento total de casi un 200% en la capacidad de transmisión de la región. El nuevo centro de datos se ubicará en una intersección clave de la autopista global de internet en la región mediterránea, conectando las Américas al oeste, África al sur y Oriente Medio y Asia al este.

Barcelona es la quinta ciudad más grande de la Unión Europea y la región con mayor PIB del Mediterráneo. Es un mercado de centros de datos con una oferta limitada que está emergiendo como un importante hub de conectividad para mayor resiliencia y diversificación de las redes, y que complementa el campus de Marsella de Interxion, la principal puerta de acceso de Europa al resto del mundo.

Con una mayor oferta de centros de datos se espera una mejora de la conectividad, y los clientes de Interxion en España podrán servir a casi el 90% de la población de la península ibérica y del sur de Francia con una latencia de 4 milisegundos. Además, el nuevo centro de datos permitirá a las empresas y redes no solo intercambiar tráfico en la región, sino también extender sus servicios y expandir sus comunidades de interés en múltiples continentes.

Situada en el noreste de Barcelona, en el municipio de Sant Adrià de Besòs, la parcela tiene asignada una capacidad de potencia IT de 15 megavatios (MV). Se espera que la construcción de este primer centro de datos (BCN1) comience en 2022 y finalice en 2024. El terreno donde se construirá el futuro centro de datos está ubicado estratégicamente para proporcionar acceso rápido, directo y resiliente a los principales cables submarinos y puntos de interconexión.