Intel ha anunciado hoy dos nuevas inversiones en línea con su esfuerzo continuo por crear soluciones tecnológicas más sostenibles para los centros de datos.

En primer lugar, la compañía ha desvelado sus planes de invertir más de 700 millones de dólares en un mega laboratorio de investigación y desarrollo de última generación de 186.000 m2 centrado en tecnologías innovadoras para centros de datos, abordando áreas como la calefacción, la refrigeración y el uso del agua.

Además, la compañía ha presentado la primera solución de refrigeración líquida por inmersión y diseño de referencia de propiedad intelectual abierta (IP abierta) de la industria tecnológica. De este modo, con la prueba de concepto inicial iniciada en Taiwán, Intel pretende simplificar y acelerar la implementación de soluciones de refrigeración líquida por inmersión en todo el ecosistema a nivel mundial.

Estas dos inversiones representan los esfuerzos continuos de Intel por reunir el ecosistema tecnológico para hacer frente a los problemas medioambientales mundiales críticos.

El nuevo mega laboratorio se centrará en áreas como la refrigeración por inmersión, la eficacia del uso del agua y la recaptación y reutilización del calor. La construcción del laboratorio comenzará este año en el campus de Jones Farm en Hillsboro, Oregón, y se espera que se inaugure a finales de 2023.

Además, el laboratorio calificará, probará y habilitará la cartera de productos para centros de datos de Intel, incluyendo Intel Xeon, Intel Optane, interfaces de red y equipos de conmutación, FPGAs Intel Agilex, arquitectura Xe, aceleradores Habana y futuros productos en desarrollo. El laboratorio también albergará una muestra de tecnología avanzada para que los clientes y partners puedan conocer y probar los productos de Intel en una variedad de entornos de centros de datos, en un esfuerzo por acelerar la adopción de estas nuevas tecnologías en todo el ecosistema. 

La primera solución de refrigeración líquida por inmersión de IP abierta del sector y el diseño de esta representa una opción fácil de implantar y fácilmente escalable. Esta nueva propuesta permite a los partners de la compañía acelerar la introducción de soluciones Intel en respuesta a la tendencia de aumentar la densidad de potencia de los centros de datos para mejorar la eficiencia operativa. La solución inicial y la prueba de concepto del diseño se completarán en asociación con Intel Taiwán y en todo el ecosistema taiwanés en un enfoque gradual, con planes para escalar a nivel mundial. Intel seguirá trabajando con sus socios para desarrollar y validar soluciones relacionadas.  

Intel realiza inversiones clave para promover la sostenibilidad de los centros de datos

Los centros de datos representan aproximadamente el 1% de la demanda mundial de electricidad y suponen alrededor del 0,3% de las emisiones mundiales de carbono. Invertir en la estandarización de las tecnologías de refrigeración y en I+D para futuras innovaciones refuerza el compromiso de Intel con soluciones tecnológicas más sostenibles. Las investigaciones muestran que la refrigeración por inmersión con reutilización de energía podría reducir las emisiones de carbono en un 45% en comparación con el uso tradicional de los centros de datos.

Estos esfuerzos se basan en el compromiso previamente anunciado por Intel de trabajar con los clientes y partners de la industria para crear soluciones tecnológicas más sostenibles. La investigación y el desarrollo de estas tecnologías emergentes tienen el poder de cambiar fundamentalmente la forma de construir y operar los centros de datos.