Hisense se ha convertido desde junio de 2021 en el primer fabricante de televisores del mundo en conseguir la certificación TÜV Rheinland Privacy by Design que acredita la capacidad de sus televisores para proteger de manera segura la privacidad de los datos de los usuarios.

En España, según datos de 2019 de IAB Spain, el 57,5% de los hogares ya contaban con al menos una Smart TV, que se ha convertido en uno de los dispositivos inteligentes más populares. Estos televisores, como cualquier otro dispositivo inteligente, son dispositivos en los que los usuarios depositan mucha información personal y que al estar conectados a Internet pueden ser objeto de ciberataques. Por ello, TÜV Rheinland y Hisense han trabajado estrechamente en el campo de la seguridad y la protección de la privacidad de los usuarios hasta conseguir el certificado TÜV Rheinland Privacy by Design, que demuestran el afán incansable de ambas pwartes por conseguir avances tecnológicos y los más altos estándares de calidad.

En junio de 2020, el Instituto Europeo de Normas de Telecomunicaciones (ETSI, por sus siglas en inglés) presentó el estándar ETSI TS 303 645 de seguridad para Internet de las cosas (IoT, por sus siglas en inglés), que establece un marco de protección para los productos de consumo conectados a Internet con el fin de proporcionar una base para los futuros esquemas de certificación de IoT. Este nuevo estándar está basado en ETSI EN 202 645, que ya proporcionaba un método de evaluación práctico para evitar que los ciberdelincuentes controlen dispositivos conectados, inicien ataques DDoS, minen criptomonedas o espíen a los usuarios, además de reducir el riesgo de fuga de datos personales. Estos estándares evalúan los productos desde dos puntos: las disposiciones de ciberseguridad y las disposiciones de protección de la privacidad de los datos. Ambas se centran en medidas de control técnico y organizativas para combatir los defectos de ciberseguridad y resolver los ataques a la red primaria contra vulnerabilidades de ciberseguridad.

Con esta certificación, TÜV Rheinland ha evaluado el rendimiento del producto de Hisense de acuerdo con las regulaciones de ciberseguridad y los requisitos de protección de la privacidad marcados por la norma ETSI EN 303 645. Además, TÜV Rheinland ha llevado a cabo una evaluación integral del producto con una auditoría y una verificación completa de la seguridad.

El mercado europeo siempre ha sido una parte esencial de la estrategia de globalización de Hisense, y como patrocinador oficial de la EURO 2020, la compañía ha adquirido el compromiso de mejorar la protección de la privacidad y la seguridad de los datos en todos sus productos vendidos en Europa a través de la investigación y el desarrollo de nuevas tecnologías. Como marca líder de televisores en algunas regiones del mundo, Hisense tiene como objetivo prestar especial atención a la protección de los datos de los usuarios para convertirse así en la marca más fiable del mundo.