La crisis del coronavirus ha provocado un nuevo panorama y necesidades en el espacio laboral con mucha parte de la plantilla teletrabajando y sólo yendo a la oficina de manera intermitente. Y también ha pasado factura a las cuentas de resultados de las compañías. Ahora muchas empresas empiezan a volver al trabajo y tienen que suministrar a sus empleados equipamiento para que puedan trabajar tanto desde casa como desde la oficina. Y consciente del gasto que eso puede suponer FlexIT, distribuidor líder en Europa de hardware reacondicionado y pionero en el movimiento circular de TI, ha lanzado un programa llamado “Home &Office workspace” que ofrece un paquete de equipamiento hardware reacondicionado con las mismas prestaciones que un equipo nuevo pero a la mitad de precio. Este nuevo paquete incluye un ordenador portátil y un bundle con pantalla, ratón y teclado.

Los beneficios que ofrece el programa son los siguientes:

  • Garantiza que todos los trabajadores tengan un ordenador portátil que les permita trabajar sin problemas tanto desde casa como desde la oficina, o cualquier otro lugar en el que se encuentren.
  • FlexIT ofrece a aquellas empresas con problemas de liquidez la opción de alquilar los productos como primera opción a través de Flex IT Rent.
  • La compañía quiere seguir creando conciencia sobre la importancia de la economía circular.

Los productos están disponibles a través de la amplia red de socios de canal que FlexIT tiene en distintas localizaciones en Europa. Dependiendo del tipo de hardware tienen una garantía de tres años de manera gratuita o por un pequeño coste extra.

Según Leon Timmermans, CIO de FlexIT, “desde hace unas semanas las cosas han empezado a normalizarse. La mayoría de las personas que ya trabajaban desde casa tenían un portátil o un sobremesa pero ahora esta situación se han convertido en una necesidad mayor en toda Europa.  Hay todavía muchas compañías que se han visto afectadas por el bloqueo o han estado en ERTE, por lo que hay empleados que no tienen el hardware necesario para hacer su trabajo. Es un hecho que el escenario ha cambiado y que ya no va a ser necesario que toda la plantilla esté en la oficina a diario. Así que ahora entra en juego el concepto “oficina/remoto”. Con este programa lo que hemos querido ha sido ofrecer una solución a una situación real. Es el momento de cambiar la forma de pensar”.

Timmermans añade, “durante el confinamiento a nadie le importaba si su equipo era nuevo o no, solo querían que funcionara. Y llevamos tiempo demostrando que los productos reacondicionados funcionan. Es necesario seguir creando conciencia sobre la importancia y la utilidad de la economía circular.

Algunas empresas tienen problemas de liquidez y los presupuestos han menguado. Por eso ofrecemos a los clientes no sólo un descuento de un 50% sino también la posibilidad de alquilar entre 3 y 24 meses, y la opción de comprar más adelante cuando mejore su flujo de caja.  Las empresas también pueden comercializar sus equipos antiguos no deseados a través de FlexIT, y nosotros nos encargaremos de eliminarlos como parte del servicio. Todas estas opciones permiten a nuestros socios de canal tranquilizar y fidelizar a sus clientes”,  señala Timmermans.

«En nuestros programas de intercambio el canal no corre riesgos ya que nosotros nos encargamos de que sus productos se reutilicen», concluye Tim. «En la economía circular los márgenes para el canal son mayores y existen más oportunidades de negocio”.