Apple ha decidido retrasar la pantalla LG UltraFine 5K mientras espera a LG para solucionar el problema y empezar a enviar nuevas unidades que no sean susceptibles a la interferencia de routers WiFi.

Apple también ha impedido que las tiendas vendan existencias, así que los clientes ahora necesitarán esperar de 5 a 6 semanas para los nuevos pedidos. LG confirmó que está trabajando en una solución de blindaje que se incluirá en los futuros modelos para reducir las interferencias electromagnéticas que están causando dichos problemas, aunque no existe un plazo para cuando hayan nuevas unidades disponibles para su envío.

Vía: Nextpowerup