Apple ha anunciado hoy los resultados financieros del tercer trimestre de su año fiscal 2020, cerrado el 27 de junio de 2020. La compañía ha registrado unas ventas trimestrales de 59.700 millones de dólares, creciendo el 11 por ciento sobre el mismo período del año anterior; y un beneficio neto trimestral de 2,58 dólares por acción, lo que supone un crecimiento del 18 por ciento. El 60 por ciento de las ventas trimestrales las ha realizado Apple fuera de EEUU.

“El récord establecido en el trimestre de junio fue impulsado por un crecimiento de dos dígitos tanto en Productos y Servicios como por el crecimiento en cada uno de nuestros segmentos geográficos”, ha dicho Tim Cook, CEO de Apple. “En tiempos de incertidumbre, este rendimiento es un testimonio del importante papel que juegan nuestros productos en la vida de nuestros clientes y de la implacable innovación de Apple. Este es un momento desafiante para nuestras comunidades, y, desde la nueva Iniciativa de Equidad Racial y Justicia de 100 millones de dólares de Apple hasta un nuevo compromiso de ser neutros en carbono para 2030, estamos manifestando el principio de que lo que producimos y hacemos debe crear oportunidades y dejar el mundo mejor de lo que lo encontramos”.

“Nuestro rendimiento en el trimestre de junio es una fuerte evidencia de la capacidad de Apple para innovar y ejecutar en tiempos difíciles”, ha dicho Luca Maestri, director financiero de Apple. “Los resultados récord comerciales llevaron nuestra base activa de dispositivos instalados a un máximo histórico en todos nuestros segmentos geográficos y en todas las principales categorías de productos. Los beneficios por acción crecen un 18 por ciento y generamos un flujo de caja operativo de 16.300 millones de dólares durante el trimestre, un récord del trimestre de junio para ambos datos.”

El Consejo de Administración de Apple ha declarado un dividendo en efectivo de 0,82 dólares por acción para las acciones comunes de la compañía. El dividendo se pagará el 13 de agosto de 2020 a los accionistas registrados al cierre de operaciones el 10 de agosto de 2020.

El Consejo de Administración también ha aprobado una división de las acciones de cuatro por una para hacer que las acciones sean más accesibles para una base más amplia de inversores. Cada accionista de Apple registrado al cierre de la sesión del 24 de agosto de 2020 recibirá tres acciones adicionales por cada acción en circulación que posea en esa fecha, y la cotización con la acción ajustada a la división de acciones que hoy se anuncia comenzará el 31 de agosto de 2020.

Apple ofrecerá la difusión en directo vía streaming de la conferencia de comunicación de resultados del tercer trimestre de su año fiscal 2020 a partir de las 2:00pm PDT del 30 de julio de 2020, en apple.com/investor/earnings-call/. Este webcast estará también disponible para su reproducción durante aproximadamente dos semanas.

Apple facilita información periódica a sus inversores en su sitio web corporativo, apple.com/es, y su sitio web para relaciones con los inversores, investor.apple.com. Esta información incluye notas de prensa y otros datos sobre rendimiento financiero, informes presentados ante la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos (SEC), información sobre gobernanza corporativa y datos sobre su reunión anual de accionistas.

  • Consolidación de estados financieros Ver PDF

Esta nota de prensa contiene previsiones de futuro, tal y como se define en la Ley de Reforma de Litigios Privados sobre Valores de Estados Unidos de 1995. Dichas previsiones incluyen, entre otras, estimaciones de la compañía referidas al impacto de la pandemia del COVID-19, al volumen de ventas, margen bruto, gastos operativos, otros ingresos / (gastos), tipo impositivo y planes de retorno de capital estimados por la compañía. Estas declaraciones conllevan la asunción de riesgos e incertidumbres de modo que los resultados reales pueden diferir. Entre los riesgos e incertidumbres se incluyen, además de otros no expresados aquí, los efectos de la pandemia del COVID-19 sobre los negocios de la compañía, resultados de operaciones, condición financiera y precio de la acción; el efecto de factores económicos globales y regionales sobre los negocios de la compañía, incluyendo los efectos sobre las decisiones de compra de consumidores y empresas; la capacidad de la compañía para competir en mercados muy competitivos sujetos a una rápida evolución tecnológica; la capacidad de la compañía para gestionar frecuentes lanzamientos y renovaciones de productos, responder a la demanda de mercado y estimular la demanda de los consumidores con relación a nuevos productos, servicios e innovaciones tecnológicas en el momento adecuado; el efecto que pueden tener en el margen bruto de la compañía los lanzamientos y las renovaciones de productos, cambios en los precios o en el mix de productos, y/o incrementos en los costes de los componentes; la dependencia de la compañía del rendimiento de mayoristas, distribuidores, operadoras y otros vendedores de los productos de la compañía; los riesgos de inventario u otros activos derivados de la necesidad de la compañía de realizar pedidos o comprometerse a realizar pedidos de componentes para los productos antes de recibir los pedidos de los clientes; la disponibilidad continuada en términos aceptables, en su totalidad o en parte, de determinados componentes, servicios y nueva tecnología esenciales para el negocio de la compañía, incluyendo componentes o tecnología que actualmente son suministrados por proveedores únicos o en número limitado; el efecto que la dependencia de la compañía de servicios de fabricación o logística proporcionados por terceras partes, muchos ubicados fuera de EE. UU., puede tener en la calidad, cantidad o coste de los productos fabricados o de los servicios prestados a la compañía; el efecto que los problemas de calidad relacionados con productos y servicios puede tener en el rendimiento y la reputación financiera de la compañía; la dependencia de la compañía de contenidos digitales o activos que son propiedad intelectual de terceras partes, que pueden no estar disponibles para la compañía en unas condiciones comercialmente razonables, en su totalidad o en parte; la dependencia de la compañía de soporte de desarrolladores de software de terceras partes para desarrollar y mantener aplicaciones de software y servicios para los productos de la compañía; el impacto del resultado desfavorable de otros procedimientos legales, como descubrir que la compañía ha infringido los derechos de propiedad intelectual de terceros; el impacto de modificaciones legislativas o reglamentarias que afectan las actividades de la compañía, como la capacidad de la compañía para ofrecer productos o servicios a clientes en diferentes regiones; la capacidad de la compañía para gestionar riesgos relacionados con sus actividades internacionales, incluyendo el cumplimiento de leyes y reglamentos que afectan las operaciones internacionales de la compañía; la capacidad de la compañía para gestionar riesgos relacionados con las tiendas de la compañía; la capacidad de la compañía para gestionar riesgos relacionados con sus inversiones en nuevas adquisiciones y estrategias empresariales; el impacto que pueden tener sobre el negocio y la reputación de la compañía las caídas en el sistema informático, los problemas de conectividad o la pérdida o el acceso no autorizado a, o la comunicación de, información confidencial; la capacidad de la compañía para cumplir con las leyes y reglamentos sobre la protección de datos; el trabajo y la disponibilidad de directivos y empleados clave; guerra, terrorismo, incidentes de salud pública, catástrofes naturales y otras circunstancias que podrían afectar al suministro, entrega o demanda de los productos; riesgos financieros, incluyendo riesgos relacionados con fluctuaciones de divisas, riesgos crediticios y fluctuaciones en el valor de mercado de la cartera de inversión de la compañía; y cambios en los tipos impositivos y exposición a cargas fiscales adicionales. Más información sobre factores potenciales que podrían afectar a los resultados financieros de la compañía se ofrece en los informes de la compañía que se someten a la SEC, incluyendo las secciones “Risk Factors” y “Management’s Discussion and Analysis of Financial Condition and Results of Operations” de las comunicaciones periódicas más recientes de la compañía en los Form 10-K y Form 10-Q e informes posteriores. La compañía no asume obligación alguna de actualizar ninguna declaración o información prospectiva fuera de sus fechas correspondientes.