AMD ha demostrado hoy su liderazgo continuado en la computación de alto rendimiento (HPC) al alimentar los superordenadores más rápidos y energéticamente eficientes del mundo, según los últimos listados Top500 y Green500.

El sistema Frontier de Oak Ridge National Laboratory (ORNL) presentó su primer puesto en la lista Top500 con 1,1 exaflops, por lo que se convierte en el superordenador más rápido del mundo y el primero en romper la barrera de la exaescala. El rendimiento de Frontier es más del doble que el segundo sistema clasificado y mayor que la suma de los siguientes siete de la última lista Top500.

Además, el sistema de pruebas y desarrollo (TDS) de Frontier se aseguró el primer puesto de la lista Green500, al ofrecer una eficiencia energética de 62,68 gigaflops/vatio a partir de un único armario rack de procesadores optimizados AMD EPYC de 3ª generación y aceleradoras AMD Instinct MI250x. Por último, el rendimiento en cálculo de precisión mixta de Frontier alcanzó los 6,86 exaflops, medidos por High-Performance Linpack-Accelerator Introspection o test HPL-AI. Los siguientes pasos para Frontier incluyen seguir con las pruebas y la validación del sistema, que sigue camino de su aprobación final y el acceso científico temprano a finales de 2022, así como la apertura por completo para la ciencia a principios de 2023.

Primer ordenador a exaescala del mundo, con procesadores AMD EPYC y aceleradoras AMD Instinct

Respecto a otros sistemas AMD EPYC y AMD Instinct MI200, el superordenador LUMI de CSC es el tercero en la lista Top500 con 152 petaflops de rendimiento y el tercero en la lista Green500 con 51,63 gigaflops/vatio de eficiencia energética. Además, el sistema Adastra de GENCI-CINES es el décimo en la lista Top500 y el cuarto en la lista Green500. Estos siguen destacando las capacidades de rendimiento y eficiencia de los aceleradores AMD Instinct a nivel de nodo, armario y sistema.

Además, las listas Top500 y Green500 muestran el rápido crecimiento en la preferencia por soluciones de AMD en la industria de la computación de alto rendimiento. En la lista Top500, AMD impulsa un total de 94 sistemas, lo que supone un aumento del 95% respecto al año anterior. Mientras que las aceleradoras AMD Instinct MI200 entraron por primera vez en la lista Top500 con siete sistemas. La cifra de rendimiento ofrecida por esta generación única de sistemas basados en AMD Instinct, en la lista Top500, casi equivale a los Flops combinados del resto de los 161 sistemas acelerados presentes en el Top500.

En la lista Green500, los procesadores AMD EPYC y las aceleradoras AMD Instinct alimentan ahora los cuatro superordenadores más eficientes del mundo. Además, los productos de AMD están en ocho de los diez primeros y en 17 de los 20 más eficientes.

AMD lidera el camino en la computación de alto rendimiento (HPC) al permitir a sus socios y clientes desplegar clústeres de todos los tamaños en áreas de investigación clave como la fabricación, ciencias de la vida, servicios financieros e investigación climática, entre otras. Por ejemplo, los procesadores AMD EPYC ahora alimentan el nuevo supercomputador de Thailand’s National Science and Technology Development Agency, aportando el rendimiento necesario para avanzar en la investigación médica, predicción meteorológica y otros campos. Además, el Ohio Supercomputer Center ha presentado recientemente Ascend, un nuevo clúster HPC compuesto por servidores Dell Technologies PowerEdge con procesadores AMD EPYC.

Primer ordenador a exaescala del mundo, con procesadores AMD EPYC y aceleradoras AMD Instinct

Los ecosistemas AMD Instinct y ROCm ofrecen a los clientes soporte para aplicaciones clave en HPC, IA y aprendizaje automático, así como modelos de programación HIP y OpenMP, cadena de herramientas de compilación y herramientas de análisis para aplicaciones científicas e industriales. Además, AMD Accelerator Cloud proporciona un entorno para acceder, evaluar y sacar el máximo partido a las aceleradoras AMD Instinct y al software ROCm de forma remota.

HPC en la nube permite un mayor acceso a la computación, desbloqueando aplicaciones clave de investigación y cargas de trabajo empresariales que conducen a productos mejor diseñados, mientras aceleran el tiempo de comercialización. Las nuevas máquinas virtuales Google Cloud C2D (VMs), con computación confidencial, siguen la tendencia de los procesadores AMD EPYC que alimentan las soluciones HPC de alto rendimiento y eficiencia de los principales proveedores de servicios en la nube.

Electric supercar innovator, Rimac, ha implementado recientemente máquinas virtuales HBv3 de Microsoft Azure -con procesadores AMD EPYC de 3ª generación con tecnología AMD 3D V-Cache- para aumentar el rendimiento y la escalabilidad de sus simulaciones de supercoches eléctricos.