Hoy Google ha anunciado la instalación de su cable submarino Grace Hopper, un avanzado sistema de cableado submarino que conecta Estados Unidos con Reino Unido y España, en Sopelana (Bilbao).

Grace Hopper es el primer cable financiado por Google que llega a España, y forma parte del compromiso de la compañía con la recuperación económica del país, ofreciendo a los consumidores un mejor acceso a los productos de Google y, a las empresas, un mejor rendimiento de los productos empresariales como Google Cloud Platform y Google Workspace.

Junto a Curie, Dunant, Equiano y Firmina, Grace Hopper es el último cable que conecta continentes a lo largo del fondo del océano. Se espera que el cable llegue a Cornualles, en la costa británica, a finales de 2021, lo que convertirá a Grace Hopper en uno de los primeros cables que unirán Estados Unidos y el Reino Unido desde 2003.