ARM ha aprovechado la Computex para presentar su nueva linea de procesadores y GPUs, diseñados especialmente para dar soporte a las VR en dispositivos móviles.

Las GPUs Mali, de ARM son las más usadas en el mundo, con más de 750 millones de unidades vendidas en el pasado 2015. La nueva Mali-G71, perteneciente a la nueva arquitectura, Bifrost, ofrete un 50% más de rendimiento gráfico con una eficiencia energética un 20% mayor respecto a las anteriores GPUs Mali. ARM dice que esta nueva Mali-G71 puede competir de tu a tu con una Nvidia GTX940m. Incluye además soporte para VR, resolución 4K y 120Hz de tasa de refresco.

Por el lado de procesadores, ha sido anunciado Cortex-A73, centrado en la eficiencia, siendo un 30% más eficiente que el Cortex-A72 y ofreciendo un rendimiento de hasta un 30 por ciento más.

ARM ofrece las licencias de su arquitectura y sus procesadores por separado, de forma que los fabricantes eligen lo que necesitan. La compañía espera poder introducir estos chips en el mercado a principios de 2017.

Vía: TheVerge