El 55% de los trabajadores están preocupados porque su trabajo se vea comprometido sino acuden a la oficina regularmente y además, aquellos que disponen de mayor autonomía para elegir desde dónde trabajar están más satisfechos con su empleo, sin embargo, solo uno de cada cinco puede tomar esa decisión. Estos y otros datos pertenecen al estudio Hybrid Ways of Working Global Report elaborado por Jabra en 2022 en el que se han entrevistado a 2,800 trabajadores en seis países diferentes.

Los empleados encuestados afirman que, poder decidir dónde y cuándo trabajar afecta positivamente a su productividad, así como a su actitud y bienestar. El estudio revela que, aunque el 63% de los trabajadores prefiere un modelo de trabajo híbrido donde pueda alternar asistir a la oficina o teletrabajar, solo el 45% tiene la posibilidad de dividir su tiempo entre su casa y la oficina dado que el trabajo híbrido está impulsando la reconstrucción de los espacios de trabajo físicos, los empresarios deben replantearse sus modelos de trabajo generales para garantizar una colaboración eficaz y la satisfacción de los empleados.

Trabajar desde casa o trabajar desde la oficina

Nos estamos adentrando en la siguiente etapa de este modelo de trabajo híbrido, y una gran mayoría de trabajadores se han dado cuenta de que son productivos independientemente de donde estén ubicados. En un momento en el que las grandes empresas están pidiendo la vuelta del trabajo presencial, los trabajadores demandan más libertad para determinar sus condiciones de trabajo y decidir si quieren trabajar desde sus casas o desde la oficina. La mayoría de los empleados (57%) que gozan de plena autonomía para elegir su lugar de trabajo, trabajan actualmente con una semana laboral híbrida. Esto supone más del doble de los que deciden trabajar desde casa y más del triple de los que eligen trabajar totalmente desde la oficina.

Los empleados con más control sobre su organización de trabajo (dónde y cuándo) muestran, de forma unánime, una mejor experiencia laboral (77%) que otros compañeros con una autonomía media (73%) o baja (65 %) sobre su trabajo. Estas diferencias se aprecian de forma más evidente en la sensación de pertenencia, la productividad, confianza, el balance entre la vida personal y el trabajo, así como en el bienestar y salud mental. Existe también una división de opiniones por generación: la generación Z y los millenials son más reticentes a trabajar a tiempo completo en la oficina; solo el 19% prefiere trabajar de forma presencial toda la semana, en contraposición con el 26% de la generación X y el 30% de boomers.

La autonomía será una parte esencial para mejorar la satisfacción de los trabajadores, así como su compromiso con la empresa, algo que es también clave para establecer los pilares fundamentales de la cultura y el éxito de la organización.

El rediseño de las oficinas debe ir más allá de los espacios físicos

Muchas empresas están ahora rediseñando sus oficinas para trabajar de forma colaborativa, sin embargo, este estudio muestra que hay otras consideraciones a tener en cuenta. Sea cual sea el tipo de trabajador, existe el deseo de tener un espacio personal en la oficina. Casi cuatro de cada diez trabajadores afirman que sentirían menos compromiso con su empresa si no tuvieran un espacio de trabajo regular y permanente. Por otra parte, casi siete de cada diez trabajadores confiesan que son animales de costumbres: si no tuvieran un espacio de trabajo regular y permanente en la oficina, seguirían intentando sentarse y trabajar en el mismo sitio todos los días.

Además, los datos recopilados por Jabra afirman que el tiempo que los empleados pasan en reuniones aumenta, así como la preferencia por su oficina en casa en vez del espacio de trabajo tradicional. De los que pasan más de la mitad de su tiempo en reuniones, el 75% prefiere hacerlo desde casa. Teniendo en cuenta que 8 de cada 10 reuniones son online o de forma híbrida, los líderes deben considerar cómo estas tecnologías de comunicación virtual pueden aumentar el sentimiento de pertenencia del trabajador tanto fuera como dentro de la oficina.

El auge de la “oficina nómada”

La generación Z representa, no solo a nativos digitales, sino también a nativos híbridos. Muchos de ellos han comenzado su carrera profesional durante la pandemia, así que el trabajo online e híbrido es lo único que conocen. Tanto es así, que el 64% considera que su oficina está compuesta por su ordenador portátil, sus auriculares y cualquier lugar donde puedan conseguir buena conexión a internet. Esto pone de manifiesto la creciente importancia de la tecnología en la experiencia de los empleados.

Estos nativos híbridos también son dos veces más propensos que los millennials — y casi tres veces más que la generación X — a decir que su lugar de trabajo habitual es un «tercer espacio», como un co-working, una cafetería o una biblioteca. A medida que la generación Z sigue ocupando una mayor proporción de la fuerza laboral, las empresas deben entender estas diferencias generacionales clave en las preferencias de ubicación, con el fin de atraer a los mejores talentos y prosperar en un futuro de trabajo desde cualquier lugar.

Solamente proporcionando a los empleados la tecnología y el apoyo pertinentes se puede mantener la productividad, el bienestar de los trabajadores y la reputación de profesionalidad desde cualquier entorno.