Análisis de Samsung The Freestyle

Análisis de Samsung The Freestyle

Hoy vengo con un análisis de este proyector de Samsung llamado The Freestyle. Combina su portabilidad, con un tamaño pequeño y movilidad con 360º de posibilidad de proyección. Veremos que no todo lo que reluce es oro.

Análisis de Samsung The Freestyle

Análisis de Samsung The Freestyle

Empezamos por el apartado visual y como podéis comprobar en la imagen superior, el The Freestyle es un proyector de un tamaño muy compacto. Sus dimensiones son de 104.2 x 172,8 x 95,22 mm con un peso de tan solo 0.8 kg. El diseño es muy elegante bajo mi punto de vista, pudiendo colocarse en cualquier parte una vez no lo estemos usando y, por lo tanto, no nos ocupará mucho espacio como los proyectores convencionales. El Samsung The Freestyle cuenta con una base que va atornillada al proyector y gracias a eso podemos mover este a placer hasta 360º, cosa muy útil para poder ajustar la imagen, aunque es verdad que va con ciertos «clics» en las posiciones y que si quieres ajustarlo del todo va a ser difícil, ya que saltará a la siguiente posición.

Especificaciones técnicas

Nos encontramos con un proyector de resolución Full HD (1920 x 1080) con el tipo de fuente de luz LED. El brillo de este proyector es de 550 Lumenes. Es la unidad de brillo basada en el brillo percibido que se utiliza para otros proyectores pequeños y aquí notamos un poco de carencia, ya que podemos encontrar otros proyectores más baratos con mejores brillos que el que ofrece el The Freestyle.  Del procesador no se nos proporciona información, pero he de decir que es muy deficiente, el manejo en los menús es muy tosco, llegando a pulsar cualquier botón y este responder a los 5/8 segundos, se ralentiza mucho y es una experiencia de usuario bastante incómoda.

Análisis de Samsung The Freestyle

El dispositivo cuenta con HDR, Smart Tv, Bixby, compatible con Alexa, navegador web y Smart things.  Lleva integrado un altavoz en la parte inferior que tiene una potencia de 5W y alcanza un nivel sonoro de 30 dB(A). He de decir que el sonido es bastante bueno y el volumen más que correcto, gracias al mando a distancia que trae este proyector se puede subir y bajar el volumen de una forma muy cómoda, el apartado sonoro se lleva mi aprobación con el altavoz de 360º.

Por último contamos con un puerto micro HDMI para poder proyectar dispositivos, no contamos con USB que es algo que me hubiese gustado ver o incluso un pequeño lector de tarjetas. Tenemos Wi-Fi integrado y Bluetooth 5.2. Por último, mencionar que debemos tener conectado mediante un cable USB tipo-C a la corriente el proyector en todo momento, lo que limita mucho su movilidad.

Agárrate que vienen curvas

La experiencia de usuario del proyector Samsung The Freestyle es un tanto agridulce. La navegación por los menús es muy tediosa debido al procesador que lleva el dispositivo, llegando a desesperarme en más de una ocasión, ya que pulsaba un botón para irme a la configuración y al pasar tanto tiempo sin reaccionar el menú desaparece. Incluso para poner unos efectos de ambiente que trae (muy bonitos por cierto) tardé más de 30 segundos en que apareciese lo que yo quería. La movilidad que tiene hace al proyector un dispositivo muy interesante, pero es un lastre enorme el que tenga que estar enchufado en todo momento a la corriente. Se puede conectar a una batería externa para intentar «hackear» el sistema y conseguir hacerlo totalmente portátil, pero la batería no durará lo suficiente como para poder ver una película. La capacidad de girar el proyector en 360º es una idea brillante, pudiendo ajustar la imagen como queramos y donde queramos. Sinceramente, es de las mejores cosas que tiene este proyector, pudiendo proyectar lo que queramos incluso en el techo de una forma muy cómoda, siempre que tengas al lado un enchufe, claro.

Todas tus aplicaciones unidas en Samsung The Freestyle

Una vez encendemos el proyector nos encontramos con un menú de «ambiente» y las aplicaciones. En «ambiente» tenemos varios fondos a elegir, estáticos y dinámicos, como por ejemplo de un cielo estrellado o una hoguera, para poder dejar en algún fondo. Una vez entramos en las aplicaciones tendremos una selección de las aplicaciones que se nos suelen ofrecer en una Smart Tv, contando con Samsung Tv Plus, Netflix, Prime Video, Disney +, Youtube, Alexa y muchos más.

Análisis de Samsung The Freestyle

Hay configuraciones muy interesantes como el autoenfoque (que no enfoca) y que al final acabé optando por enfocarlo manualmente, lo bueno es que con el mismo mando a distancia podemos realizar este ajuste sin tener que levantarnos de nuestra cama. También podemos reescalar la resolución para hacer la proyección más chica, e incluso moverla de posición, esto es algo interesante por si no disponemos de mucho hueco para proyectar. También contamos con el menú de distorsión trapezoidal que nos facilita poder inclinar la imagen de proyección en cualquier ángulo.

Samsung The Freestyle | Conclusiones

El Samsung The Freestyle es un proyector muy compacto, con un diseño interesante, pero a la hora de la verdad vemos que la ejecución es un poco pobre y más cuando os diga que el precio de este proyector oscila entre los 900 y los 999 €. La navegación es horripilante, los menús tardan mucho en abrirse, saltan a otro si te desesperas y das varias pulsaciones en el mando… un desastre, el procesador de este proyector debería mejorar. La portabilidad en sí está muy lograda, al ser tan pequeño se puede transportar fácilmente, pero el problema lo encontramos cuando necesitamos tenerlo enchufado a la corriente de forma obligatoria, siendo bastante menos portable de lo que se espera.

Es una gozada poder conectar otros dispositivos como pueden ser discos duros o incluso el móvil para poder ver en el proyector todo, aunque debería de haberse incluido una conexión USB en vez de la micro HDMI. Una de las cosas buenas es que lo podéis usar de calefacción en invierno porque se calienta como el mismísimo infierno, creedme, he estado allí. Disponer de todas las aplicaciones de Smart Tv es un verdadero acierto por parte de la compañía coreana. Podemos acceder al catálogo de películas de una forma muy sencilla. Por último, destacar que podemos encontrar en el mercado opciones mucho más económicas y que nos darán un resultado prácticamente idéntico, es una pena, pero podría haber sido mucho mejor.

 

PROS CONTRAS
Tamaño del proyector Precio
Posición de 360º Necesidad de conectarlo a la corriente
Altavoz Procesador muy lento

Agradecemos a Samsung la confianza depositada en nosotros al cedernos el Samsung The Freestyle para su análisis.

Fanáticos del Hardware otorga la medalla de BRONCE al Samsung The Freestyle

Esperamos que os haya gustado, suscribiros a nuestros canales tanto de Youtube como Twitch y seguidnos en nuestras RRSS como TwitterFacebook e Instagram para estar al tanto de todas las novedades relacionadas con Videojuegos, Hardware y Tecnología.

Sobre el autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.