Hoy gracias a Videocardz, disponemos de detalles interesantes sobre la tecnología EVGA ICX que contará con nueve sensores térmicos ubicados en diferentes partes del PCB. Cada sensor se conectará a la aplicación EVGA Precision donde la temperatura podrá ser monitorizada y visualizada en OSD. Además, tres diodos RGB instalados en un lado de la tarjeta cambiarán de color dependiendo de la temperatura de la GPU, VRM y memoria (esto podrás modificarlo a tu gusto).

EVGA SuperClocked2 será de promedio unos pocos grados más fría que ACX 3.0 basada en SuperClocked.

Cada ventilador girará de forma asíncrona.

Por último, esta pequeña cosa se asegurará de que su tarjeta no explote:

Vía: Videocardz