Hace unos días, muchos medios, incluyendo nosotros, reportaron que el SoC Snapdragon 836 no existía y que Google Pixel 2 se lanzaría con el Snapdragon 835.

Mientras que el último chipset podría impulsar la nueva línea de Google, parece que la versión mejorada del Snapdragon 835 aún estaría en desarrollo.

Evan Blass afirma que el nuevo modelo podría tener marca diferente y que Qualcomm se habría visto obligado a retrasar el chipset mejorado hasta el comienzo del próximo año.

Seguramente no exista un incremento notable del rendimiento, sólo algunas optimizaciones, por lo que probablemente tendremos que esperar hasta Snapdragon 845 para ver mejoras realmente importantes.